Cinco consejos para criar a un niño líder

El objetivo es que tengan autonomía, seguridad y poder de decisión
Cinco consejos para criar a un niño líder

(Difusión)

26 de Julio del 2017 - 09:40

Muchas veces deseamos que nuestros hijos logren sus sueños, sean felices, se sientan capaces y seguros; pero nos hemos preguntado: ¿qué estamos haciendo para que lo logren? Esta pregunta es básica porque son los padres quienes le enseñan la manera de cómo hacerlo.

Aprender a definir metas, a planificar los pasos (estrategias) y trabajar en dicho plan para ir alcanzando esos pequeños logros que nos llevarán a la meta final, les ayudará a nuestros hijos a tener mejores resultados en todo lo que se propongan (calificaciones, deporte, amistades, adquisición de cosas, trabajos, etc.). Esto les permitirá percibir que son capaces de hacer todo lo que deseen, y eso es muy valioso para un ser humano en formación. Si logras que lo haga, podrás tener a una persona con mayor autonomía, seguridad y poder de decisión.

Ana Aldazábal, Psicóloga y especialista de Ediciones Corefo nos brinda 5 consejos para enseñar a los niños a alcanzar sus metas:

1. Empezar desde que son pequeños: Los niños desde temprana edad pueden aprender a construir la noción del concepto META, para ello, es necesario que incluyamos este término en pequeñas tareas como: “esta tarde nuestra meta será tener ordenados nuestros juguetes”, seguido se le debe dar los pasos a cumplir para lograr el objetivo (primero debemos tener una ubicación para nuestros juguetes, luego seleccionar los espacios de juego, después recoger los juguetes y llevarlos a su lugar). También puede aplicarse al momento de vestirse “nuestra meta será vestirse solo” (primero escoges la ropa que te pondrás, la colocas sobre la cama, te sacas la ropa, te vistes y al final colocas la ropa sucia en la lavandería).

2. Ayudarlo a decidir lo que quiere lograr: No esperemos que los chicos tengan metas muy elaboradas, deben saber que para ellos sus metas pueden ir desde tener un juguete nuevo hasta ingresar a la universidad. Evite rechazar metas por considerarlas de poca importancia, frívolas o sin sentido. Si su hijo(a) decide que su meta será tener un perro, entonces anímelo a construir un Plan para que lo consiga. En ese Plan podrá incluir pequeñas metas como: ahorrar, ayudar en casa para tener propinas, mejorar las calificaciones para que mis padres colaboren económicamente con la compra del perro, etc. Es importante que un(a) chico(a) sepa que sus decisiones son valoradas. Lo más recomendable es que la meta que tenga pueda convertirse en mini metas donde se incluyan actividades que le favorecerán a nivel personal, social, familiar y académico.

3. Elaboración del Plan: Hacer un plan no es difícil porque nosotros siempre lo estamos haciendo, tanto en casa como en el trabajo. Es necesario que ese Plan esté escrito y tenga una Matriz de consistencia, esto quiere decir: Meta final, mini metas, indicadores de logro y cronograma. Si ha decidido viajar en las vacaciones de Julio al Cuzco, entonces debe conocer qué es lo que se necesita para el logro de ese objetivo (compra de pasajes, quién lo financiará, qué debe hacer para que lo financien, qué debe hacer para obtener el permiso, etc.). De esas necesidades surgirán las Mini Metas (tener el dinero para la compra de boletos, que mis padres me financien el viaje, tener el cuerpo sano para resistir la altura). De esas pequeñas metas surgirán las estrategias y los indicadores de logro que ayudarán a medir si realmente está cumpliendo o no con su Plan para el logro de Metas. El que una Meta tenga pequeños logros, le hará sentir que está alcanzando su objetivo, así como construirá la idea de éxito.

4. Establecer la responsabilidad y el compromiso: La tarea no acaba cuando elaboras el Plan, sino cuando logras que tu hijo(a) se comprometa a cumplir con lo planificado. Para ello, es recomendable que elabores una gráfica donde se visualice la Meta y las pequeñas actividades que se debe cumplir. Este recordatorio, aunado a la motivación permanente, contribuye a mantener el compromiso hasta el final.

5. Revisión o monitoreo del plan: Los planes no solo se logran porque se plasmaron en el papel o porque cumpliste con todos los pasos. La revisión de los mismos te permite saber si estás yendo por buen camino o algo se te está escapando. Ayúdalo a evaluar todos los días su desempeño y el logro de las pequeñas metas; si no lo está haciendo con eficacia, recordarle lo que debe hacer, y si es necesario cambiar de estrategias.