Empresario árabe Yacob Ahmed Mubarak: "Mi sueño siempre fue ayudar"

Le impactó el caso de Víctor, quien estudiaba bajo la luz de los postes
Empresario árabe Yacob Ahmed Mubarak: "Mi sueño siempre fue ayudar"

Empresario árabe Yacob Ahmed Mubarak: "Mi sueño siempre fue ayudar"

09 de Junio del 2019 - 15:09 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Multimedia

El millonario empresario chocolatero Yacob Yusuf Ahmed Mubarak (31) quien buscó, conoció y ayuda a Víctor, el pequeño de 12 años, al verlo en un viral haciendo su tarea escolar en plena calle, alumbrándose con los postes de luz públicos, hizo algunas revelaciones a Diario Trome.

Contó que se hacía casado a los 21 años pero se divorció, y soltó una carcajada al preguntársele si tal vez buscaba una esposa y que las mujeres son muy diferentes.

"Las peruanas son muy hermosas (...) allá ( en isla Baréin) puedes encontrar mujeres muy bellas y liberales, pero también personas desafortunadas que solo quieren lo material" reveló Yacob.

Narró que al ver al pequeño Víctor le dijo: ‘Este fue el punto de partida hasta el éxito’. Y de haber tenido las condiciones del niño, no habría podido estudiar.

"En mi infancia tuve algunas dificultades también, no siempre tuve todo lo que tengo ahora, además me deprimía porque sentía que no tenía suficiente amor de mis padres, pero veo a Víctor cómo vive y me siento afortunado de lo que tuve", manifestó el empresario.

No le interesa si hay personas que dudan de su  bondad: "Muchas personas tienen sueños distintos, el mío siempre fue ayudar, hace dos años estuve preparado para hacerlo y ahora lo hago realidad".

Van ocho países que visita, entre los que está: Colombia, Egipto, Siria, Irak, México y otros. Pero que le ha impactado el caso de Víctor.

"Tengo una compañía de chocolates y dulces. Importo y exporto. Ahora pienso incluir en mi lista a la chicha morada, quiero exportarla", comentó el joven de 31 años.

Más Datos

-Volverá muy pronto a nuestro país 'con algunas sorpresas'.

-Hasta el día de  hoy, vela por una mujer y su niña, a quienes encontró mendigando en Tailandia. Al ayudarlas, tuvo un pedido millonario de chocolates: "entonces, entendí que Dios me estaba dando herramientas para ayudar y tenía que hacerlo".

-Quisiera conocer a Jefferson Farfán.

Lo más leído