Instagram ayuda a detectar la depresión, según estudio

De acuerdo a los investigadores las personas afectadas por este mal publican cierto de imágenes con determinados filtros

14 de Agosto del 2017 - 14:15 » Textos: Redacción Multimedia

Investigadores estadounidenses descubrieron que la conocida red social de fotografías Instagram puede ser un instrumento para detectar a tiempo los síntomas de depresión. De acuerdo al estudio publicado en la revista “EPJ Data Science” las fotografías que se vuelven más azules, grises y oscuras, así como las que muestran menos rostros, son una alerta de depresión.

Asimismo, señala que los ordenadores, a través del aprendizaje automático, pueden detectar con éxito a personas deprimidas a partir de pitas en sus fotos de Instagram. La tasa de detección de las computadoras es un 70% más confiable que la tasa del 42% de éxito que tienen los médicos para diagnosticar esta enfermedad.

De acuerdo al codirector del estudio, Chris Danforth esto tema “apunta hacia un nuevo método para la detección precoz de la depresión y otras enfermedades mentales emergentes (…) este algoritmo a veces puede detectar depresión antes de que se haga un diagnóstico clínico”.

Para el estudio, los científicos pidieron voluntarios quienes compartieran sus publicaciones de Instagram junto con su historial de salud mental. Así, lograron recoger cerca de 44 mil fotografías de 166 personas, de quienes la mitad informaron haber sido diagnosticados clínicamente con depresión en los últimos tres años.

«El análisis de píxeles de las fotos en nuestro conjunto de datos reveló que los individuos deprimidos en nuestra muestra tendían a publicar fotos que eran, en promedio, más azules, más oscuras y más grises que las publicadas por individuos sanos», señalaron los investigadores.

Asimismo, encontraron que las personas que tienen depresión utilizan con mayor frecuencia “Inkwell”, y hacían las fotos en blanco y negro, mientras que los sanos eligieron filtros como “Valencia” y otros de tonos más cálidos y brilantes. «En otras palabras, las personas que sufren de depresión tenían más probabilidades de favorecer un filtro que literalmente eliminaba todo el color de las imágenes que querían compartir».

Lo más leído