José Luis Orihuela: “Los emigrantes digitales están motivados por una necesidad”

José Luis Orihuela, docente experto en hiperconectividad. La transformación digital destronó las barreras generacionales para que todo usuario pueda usar las plataformas tecnológicas
José Luis Orihuela: “Los emigrantes digitales están motivados por una necesidad”

José Luis Orihuela: “Los emigrantes digitales están motivados por una necesidad”

26 de Mayo del 2017 - 10:00 » Textos: Lorena Mondoñedo » Fotos: Difusión

La transformación digital ha sido una pieza clave para revelar al mundo el trabajo que hacen las empresas con la tecnología, en busca de la eficacia en la labor y un énfasis en despertar la atención del público global. Con una mirada a las innovadoras herramientas de la comunicación, sobre todo las redes sociales, José Luis Orihuela, maestro experto en la construcción de este “mantra contemporáneo”, como él mismo lo define, habla de la influencia de un proceso que no solo rige la vida de los jóvenes o nativos digitales, sino de las generaciones antecesoras.

¿En qué se basa el episodio de la transformación digital asociado a las organizaciones?

Es una descripción que recibe la tecnología de estos tiempos vinculada a la realidad virtual, las redes sociales, el Internet de las Cosas, entre otros, que simplifica el concepto de innovación asistida por medios digitales. Es una nueva herramienta en el ámbito de las empresas que utiliza la tecnología y que puede afectar el proceso de las organizaciones.

Si hablamos de la educación, ¿cómo influye este proceso en la enseñanza?

Cuando hablamos de transformación digital, afecta a título personal a los profesionales que quieren tener protagonismo en las plataformas digitales. También afecta a las escuelas en su conjunto porque en la medida en que hay nuevos modos de acceder, procesar y distribuir información, el sector de la educación se reinventa. Pero además se aprecia en otros campos como organismos no gubernamentales, la administración y la política, pues hay nuevos canales y formas de establecer vínculos entre las organizaciones y sus públicos.

¿Cómo utilizan los millennials o nativos digitales este recurso para su educación? 

En primer lugar, denominar nativos digitales a las jóvenes generaciones es una simplificación que indica, básicamente, la fecha de nacimiento de los estudiantes en relación a las innovaciones tecnológicas. Pero en ningún caso debe entenderse como una alfabetización digital, que es el esfuerzo que hacemos los profesores en las escuelas. Dicho de otra forma, la fecha de nacimiento de una persona en relación con un tipo de innovación tecnológica no conlleva al dominio de la misma para la construcción de su identidad personal o profesional. Eso hay que entrenarlo.

Entonces, ¿cuál es la ventaja que tienen los jóvenes a diferencia de sus antecesores con el uso de las plataformas digitales? 

Sobre todo en España y Latinoamérica, la ventaja es que ellos no se alarman con el uso de la tecnología, incluso con la que desconocen completamente. No tienen temor de aprenderla por la vía del ensayo y el error. Eso los distingue de las generaciones mayores, que tienen miedo de cometer un error y por eso la descartan.

A pesar de ese temor en las generaciones mayores, ¿considera que han apostado por migrar al campo tecnológico?

Sí, definitivamente. Esos emigrantes digitales están gobernados por la existencia de una necesidad o una motivación muy fuerte. No se realiza por pura voluntad de cambiar o transformar la propia cultura, pues es difícil de hacer en cualquier ámbito. Por ejemplo, los abuelos aprendieron a usar Skype no por ser avanzado en el campo de la tecnología, sino porque era una forma eficaz, económica y de buena calidad para mantener la comunicación con los nietos. Incluso, los padres aprendieron a utilizar WhatsApp porque era una forma de gestionar a distancia la logística de la familia. Por ende, en la medida en que existe una necesidad, bajo una solución tecnológica adecuada para ser gestionada de modo más eficaz, los que no son nativos digitales comienzan a embarcarse en este tipo de experiencias innovadoras.

¿Es posible tener una buena comunicación entre un joven alumno que sabe por esencia lo que es la tecnología y un profesor que debe aprender de ella? 

Sí. Con el tiempo los profesionales tienen que reconvertirse para aprender aquello que tienen que enseñar. Al final todos estos resultados, que tienen una dimensión práctica notable, crean una sinergia. Ahora los estudiantes pueden aprender del profesor y este de las destrezas y talentos que vienen de las generaciones digitales.

DATO

José Luis Orihuela. Catedrático. Docente de la Universidad de Navarra de España. En los últimos años ha brindado conferencias en más de 26 países sobre la educación digital.