Su bebé murió y ella mostró su agradecimiento a un hospital infantil de esta manera

El amor de madre lo puede todo. Así lo demuestra el gesto de Demi Frandsen.

15 de Agosto del 2016 - 08:33 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: ABC 6

Demi Frandsen, es una madre que esperaba con ansias la llegada de su bebé. Tras 7 meses de embarazo, comenzó con malestares y supo que algo andaba mal con su gestación.

Leo nació con gastrosquisis, enfermedad que se caracteriza por la incapacidad de que los tejidos de la pared abdominal cierren, dejando al descubierto el abdomen y el resto de órganos vitales.

Se bebé tuvo que permanecer por varios meses internado en el área de UCIN (Unidad de cuidados intensivos neonatales). Pese a los denodados esfuerzos por salvarle la vida en el hospital, el bebé de Demi murió a los 10 meses de edad. 

En el momento que mamá Demi supo que su niño estaba muriendo, donó la leche materna que se había sacado para dar a su pequeño y que sabía que no tomaría.

En honor a Leo, Demi donó más de 500 litros de leche materna a la UCIN, con la que se sentía en deuda por el buen trato que el bebé recibió. Incluso antes de que muriera, comenzó a donar toda la leche que el bebé no consumía. Tras su muerte siguió con la succión de la leche: “Seguimos buscando la manera de tener una vida sin un pequeño pedazo de nuestra alma. Sus 10 meses de vida, fueron los mejores 10 meses de la mía.”

Lo más leído