¿Trabajar solo 6 horas incrementa la productividad?

Tener una mayor satisfacción laboral resulta en un aumento del 19% de la productividad en los empleados
¿Trabajar solo 6 horas incrementa la productividad?

¿Trabajar solo 6 horas incrementa la productividad?

17 de Enero del 2018 - 17:07 » Textos: Redacción multimedia

En la mayoría de los países del mundo, incluyendo Perú, la jornada laboral tiene una duración de ocho horas y, en algunos casos, puede extenderse.

Pero al parecer, la relación entre tiempo y producción no implicaría un rendimiento mayor en los trabajadores, sino todo lo contrario.

Según estudio realizado por la Universidad de Zaragoza, laborar ocho horas incrementa en un solo 6% la productividad y genera mayores gastos en las empresas ¿Cómo es esto posible?

Existe un concepto llamado “salario emocional”, que asegura la satisfacción del trabajador y repercute en su desempeño laboral de manera positiva.

Un estudio del Family Responsible Employer Index en la Universidad de Navarra, afirma que el incremento del bienestar laboral con relación al salario emocional, resulta en un aumento del 19% de la productividad en los empleados.

Todos los datos indicarían que a menor tiempo en la oficina, los trabajadores rinden más y se sienten más libres de administrar su tiempo libre para relajarse.

Además de la satisfacción personal, al contar con menos tiempo, los trabajadores optan por maximizar sus esfuerzos durante la jornada laboral y apresurarse en sus labores, de manera que dejan de existir las famosas “horas muertas” o de vagancia.

El cambio comienza en España

En el año 2008, se tomó una decisión radical en la empresa eléctrica Iberdriola a las afueras de Madrid.

Cambiaron la jornada laboral de ocho horas, por un horario de 7:15 am a 2:50 pm, con 45 minutos de flexibilidad.

“Hemos mejorado la productividad y ganado más de medio millón de horas de trabajo anuales. Hemos reducido en un 20% el absentismo y un 15% los accidentes laborales” explica Ramón Castresana, responsable del área de recursos humano de la eléctrica.

La noticia en su momento no sentó a los trabajadores. Los sindicatos presentaron quejas sobre este cambio y expresaban que este nuevo horario aumentaría 15 horas laborales al año.

Los directivos tenían mucho temor de salir de sus estudios y encontrarse sin personal, como una especie de síndrome de la oficina vacía. 

Y lo más sorprendente de todo, es que habían empleados sin saber qué hacer con su tiempo libre.

Pero con el pasar de los meses, los trabajadores fueron acostumbrándose y hasta la propia área de recursos humanos, que no le veía futuro al proyecto en un principio.

En la actualidad, la eléctrica tiene 9.000 trabajadores felices y al mirar atrás, no cabe duda para ellos que la jornada intensiva fue la mejor decisión.

Con información de El País 

Lo más leído