Argentina: Golpean y amenazan a fiscal que investiga corrupción policial

El fiscal Fernando Cartasegna fue golpeado y maniatado en su propia oficina. Además, de hacer alusión a Alberto Nisman, quien investigaba a Cristina Fernández y apareció misteriosamente muerto
Argentina: Golpean y amenazan a fiscal que investiga corrupción policial

Argentina: Golpean y amenazan a fiscal que investiga corrupción policial

04 de Mayo del 2017 - 11:55 » Textos: Correo | Agencias

Un fiscal que investiga corrupción en la policía en Argentina fue golpeado y maniatado en su oficina, luego que el agresor lo amenazara con una alusión al fiscal Alberto Nisman, cuya muerte en 2015 conmocionó al país, informaron este jueves fuentes judiciales.

Fernando Cartasegna había denunciado otros dos ataques y amenazas en los últimos cuatro días, cerca de la fiscalía de la ciudad de La Plata, ciudad vecina de Buenos Aires, donde trabaja.

El procurador de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, explicó que Cartasegna "estaba atado boca abajo, con los brazos y las piernas sujetadas a la espalda".

"Lo amordazaron y lo intimidaron con amenazas cuyo contenido tengo que reservar por razones de la investigación", agregó a la prensa.

Cartasegna confirmó las agresiones en su despacho. Una foto apoyó las declaraciones del procurador Grand que reveló que el agresor escribió con azúcar en el suelo de la oficina de Cartasegna "Nisman".

Ese mensaje alude al fiscal Alberto Nisman, cuya muerte conmocionó a Argentina en enero de 2015 cuando apareció con un disparo en la cabeza en su apartamento, luego de presentar una grave denuncia contra la expresidenta Cristina Kirchner (2007-2015).

Cartasegna dijo a radio El Mundo que está bien. "Recién me dieron el alta y ya estoy en mi casa. No puedo contar lo que pasó, la fiscal me pidió mucha prudencia".

Según fuentes citadas por la prensa local, el fiscal fue hallado al final de la tarde del miércoles en su despacho en estado de shock y con marcas en el cuello como si hubieran tratado de estrangularlo.

"Yo no pedí ayuda, no sé cómo llegaron a mí. No me dieron detalles y está bien que así haya sido. Me siento aturdido pero bien", agregó el fiscal a la radio. (AFP)

Lo más leído