Aspirar chocolate en polvo: La nueva moda de las fiestas en Europa

Esta moda empezó en Alemania y poco a poco se ha ido extendiendo por el norte de Europa e incluso llegó a Estados Unidos.
Aspirar chocolate en polvo: La nueva moda de las fiestas en Europa

Aspirar chocolate en polvo: La nueva moda de las fiestas en Europa

20 de Julio del 2016 - 17:19 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Chocolate Line

Algunas fiestas, sobretodo en Europa han reemplazado las drogas por una alternativa 'saludable': el chocolate en polvo.

Esta moda, reporta BBC Mundo, nació en el 2007 cuando uno de los principales chocolateros del mundo, Dominique Persoone diseñó una especie de aparato muy similar a los utilizados para aspirar drogas como la cocaína.

Este aparato, del cual hasta el momento ya han venido 25 mil unidades desde su creación, viene con una mezcla a la cual Persoone llegó tras varios intentos y que está compuesto por polvo de cacao, menta y jengibre.

"La menta y el jengibre activan tu nariz. De ahí el sabor de ellos baja, y el chocolate se queda en el cerebro", declaró el belga en diversas oportunidades.

Asimismo, el cacao logra una inyección de endorfinas en el sistema circulatorio que deriva en la euforia. Asimismo, contiene altas cantidades de magnesio que relaja los músculos además de flavonoides, el cual mejora la circulación y la función cognitiva.

Si bien hasta el momento no se ha realizado una investigación sobre las consecuencias de inhalar, o esnifar, cacao no quiere decir que no sea adictivo, ya que existen varios investigadores que piensan que el chocolate debería ser considerado como una droga.

"Tiene un efecto de búsqueda compulsiva que implica que quien lo consume necesita aumentar la dosis cada vez más para sentir el mismo efecto de placer", declaró el pisquiatra Andrés Herane.

Las primeras fiestas dónde se inhalaba chocolate en polvo empezaron en Alemania y luego se trasladaron al norte de Europa, siendo uno de las fiestas más conocidas Lucid de Alchemy Eros que se realiza un domingo al mes en Berlín y dónde solo se usa el chocolate.

Desayunos de Correo

Lo más leído