Atentado en Barcelona: Donald Trump lanza polémico mensaje tras ataque

Presidente de los Estados Unidos aludió a cuestionada leyenda de ejecución de musulmanes
Atentado en Barcelona: Donald Trump lanza polémico mensaje tras ataque

Atentado en Barcelona: Donald Trump lanza polémico mensaje tras ataque

17 de Agosto del 2017 - 16:22 » Fotos: AFP

El presidente estadounidense, Donald Trump, aludió hoy como ejemplo de lucha contra el terrorismo radical islámico a una historia no confirmada que atribuye al general John J. Pershing mojar balas en sangre de cerdo antes de ejecutar a insurgentes musulmanes en Filipinas hace más de un siglo.

"Estudien lo que el general Pershing de EE.UU. hizo a los terroristas cuando fueron capturados. ¡No hubo más terrorismo radical islámico durante 35 años!", dijo Trump en su cuenta de Twitter poco después de condenar el atentado de hoy de Barcelona (España), cuya autoría se ha sido atribuido el Estado Islámico.

El mandatario se refería así a una supuesta acción de Pershing que ya ha mencionado anteriormente, según la cual, a principios del siglo XX, antes de ejecutar a 50 insurgentes musulmanes filipinos, el general estadounidense ordenó empapar en sangre de cerdo las balas antes de ejecutarlos a 49 de ellos.

Según el Corán, está prohibido que los musulmanes entren en contacto con la carne porcina. Al que sobrevivió, el general estadounidense le urgió a que regresara y contara al grupo insurgente lo ocurrido.

Los hechos atribuidos a Pershing, que se dice ocurrieron en la provincia de Moro, de mayoría musulmana, poco después de la Guerra Hispano-Estadounidense, no cuentan con evidencia histórica.

Trump ya comentó esta historia en febrero del pasado año durante un mitin electoral celebrado en Carolina del Sur, y ya entonces varios historiadores pusieron en entredicho la veracidad del relato.

En su condena del atentado de Barcelona, que ha dejado al menos 13 muertos y más de 80 heridos, el presidente de EE.UU. instó a los españoles a ser "duros y fuertes" en la lucha contra el terrorismo. EFE