Colombia: Exjefe guerrillero de las FARC jura como congresista (VIDEO y FOTOS)

Jesús Santrich, un exguerrillero colombiano, es requerido por EE.UU.

11 de Junio del 2019 - 21:49 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: AFP / Video: AFP

Jesús Santrich, un exguerrillero colombiano a quien Estados Unidos pretende juzgar por narcotráfico, asumió como congresista hoy, como parte de los acuerdos de paz con el disuelto grupo armado FARC y ante el rechazo enérgico del gobierno.

Santrich, de 52 años y con una aguda deficiencia visual, tomó juramento en la cámara baja en un discreto acto que se llevó a cabo en la sede del legislativo en Bogotá.

Este es un "nuevo paso de lucha y defensa de la paz para Colombia", declaró a la prensa el flamante legislador a su salida del parlamento.

El exnegociador de paz, que siempre ha proclamado su inocencia frente a las recientes sospechas de narcotráfico, tenía reservado un escaño por cuenta del acuerdo que condujo al desarme de la que fuera la mayor guerrilla de América, convertida en partido de izquierda.

El histórico acuerdo otorga diez curules en el Congreso para la FARC durante dos periodos de cuatro años.

Sin embargo, Santrich no había podido posesionarse debido a su captura, en abril de 2018, con fines de extradición por delitos presuntamente cometidos después de que firmó la paz en noviembre de 2016.

Se dispuso su excarcelación

La semana pasada la Corte Suprema dispuso su excarcelación y se hizo cargo del expediente de Santrich, al reconocer el fuero parlamentario del exguerrillero.

El caso ha generado un revuelo político y judicial en Colombia, profundamente dividida por el pacto que puso fin a medio siglo de enfrentamientos con los rebeldes marxistas.

La llegada de Santrich al Congreso exasperó al presidente Iván Duque, quien insiste en tratar al exguerrillero de "mafioso" pese a que todavía no ha sido sometido a juicio.

"Ver a un mafioso (...) llegar y burlarse de la sociedad colombiana, me parece que no es solamente inadmisible, sino que debe motivar a todos (...) a exigir que se haga justicia", dijo el mandatario conservador este martes.

Surgido del pacto de paz, el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) saludó la posesión de Santrich y rechazó los señalamientos de Duque.

Estas declaraciones "rayan en la injuria" y "prejuzgan sin formula de juicio y con desprecio de las garantías constitucionales", anotó la FARC.

Elegido con la promesa de revisar los acuerdos de paz, Duque pidió a la Procuraduría, que se encarga de vigilar a los funcionarios públicos en Colombia, suspender a Santrich de sus tareas legislativas.

La justicia de paz que investiga los peores crímenes cometidos durante el conflicto con las FARC ordenó a mediados de mayo la liberación de Santrich.

Sin embargo, el 17 de mayo fue recapturado a su salida de prisión por orden de un juez bajo nuevos cargos relacionados con su supuesta intención de enviar cocaína a Estados Unidos.

¿Complot de EE.UU.?

Santrich asegura que los señalamientos responden a un complot de Washington y la fiscalía colombiana.

Apoyado por la ONU, el acuerdo que condujo al desarme de unos 7.000 combatientes prevé beneficios penales para los responsables de delitos atroces que contribuyan a la verdad, justicia y reparación de las víctimas.

Sin embargo, deja sin efecto el blindaje contra la extradición para quienes hayan reincidido tras la entrada en vigor de los compromisos de paz.

AFP

Lo más leído