​Conozca las lujosas propiedades de los dirigentes de la FIFA que fueron construidas con sobornos

Justicia de EEUU señala que existen una docena de mansiones y departamentos que fueron financiados por la corrupción de la federación.

29 de Mayo del 2015 - 12:33 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Correo / Agencias

Dirigentes y empresarios implicados en la investigación de corrupción en la FIFA construyeron imperios de propiedades ilícitas que incluyen lugares como una mansión de estilo palaciego en Georgia o un departamento de lujo con vistas a la bahía de Biscayne en Miami, según informó el portal Infobae.

Las autoridades estadounidenses señalaron que existen más de una docena de casas, muchas registradas a nombre de empresas offshore, que habrían sido obtenidas de manera ilegal o compradas con fondos ilícitos.

Las propiedades construídas a base de los sobornos de los funcionarios serían las de Jeffrey Webb, el vicepresidente de la FIFA y presidente de la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf), a quien se le halló una vivienda valuada en 940.000 dólares que fue construida en 2007. Esta casa tiene un estilo palaciego, pilares trabajados, grandes balcones y una escalera exterior.

Otra de las propiedades del Sr. Webb está en manos de Kosson Properties Limited, una empresa que –se cree– fue establecida por Costas Takkas, un funcionario británico que actuaba como asesor del presidente de la Concacaf.

La acusación formal presentada en los EEUU asegura que los fondos para la propiedad proceden de un soborno pagado por Traffic Sports EEUU, una empresa de marketing deportivo que también tiene sede en Brasil.

Por otra parte, Eduardo Li, de 56 años, miembro del comité ejecutivo de la FIFA por Costa Rica –y también detenido en Zúrich–, es dueño de una casa en Aventura, Florida, comprada por 545.000 dólares en 2007, así como una propiedad en una de las zonas más caras de su país.

Uno de los más grandes imperios, sin embargo, parece haber sido construido por Jack Warner, el ex vicepresidente de la FIFA, y su familia. Pero, como sucede con las propiedades de Li, sin embargo, la Justicia de EEUU no los vincula con los sobornos.

Warner, de 72 años, que vive en una gran mansión en Trinidad, está acusado de recibir 10 millones de dólares en sobornos. Él y sus hijos tienen una docena de propiedades, principalmente en Miami.

Lo más leído