Donald Trump exige pena de muerte para autor del atentado en Nueva York (VIDEO)

Sayfullo Saipov arrolló con su camioneta a varias personas y dejó ocho muertos en Manhattan
Donald Trump exige pena de muerte para autor del atentado en Nueva York (VIDEO)

Donald Trump exige pena de muerte para autor del atentado en Nueva York (VIDEO)

02 de Noviembre del 2017 - 13:45 » Fotos: AFP/EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió hoy una condena a muerte para Sayfullo Saipov, el presunto terrorista de 29 años simpatizante del Estado Islámico que mató a ocho personas, entre ellos cinco argentinos en un atropello múltiple en Nueva York.

"El terrorista de Nueva York estaba contento cuando pidió colgar la bandera del EI en su habitación del hospital. Mató a 8 personas, dejó gravemente heridas a 12. ¡Debería recibir la pena de muerte!", dijo el mandatario norteamericano a través del Twitter.

Sayfullo Saipov fue presentado ante una jueza la noche del miércoles, en silla de ruedas tras recibir el alta del hospital donde fue operado luego de ser baleado en el estómago por un policía durante su arresto. 

Aunque el estado de Nueva York no contempla la pena capital en su sistema penal, que tiene la cadena perpetua como máxima pena, el atacante sí podría recibir una condena a muerte en un juicio federal por terrorismo.

¿SAIPOV RUMBO A GUANTÁNAMO?

Donald Trump admitió también  las complicaciones de trasladar al presunto terrorista a Guantánamo, una prisión militar en Cuba donde se encuentran terroristas.

"Me encantaría mandar al terrorista de NYC a Guantánamo, pero estadísticamente ese proceso lleva mucho más tiempo que pasar por el sistema federal", escribió Donad Trump en la red social.

Cabe resaltar que nadie detenido en suelo de EE.UU ha sido enviado nunca al penal de Guantánamo y desde 2008 no ha sido trasladado allí ningún presunto terrorista capturado en el extranjero.

Hace unos años, el expresidente Barack Obama prometió cerrar Guantánamo nada más llegar al poder y, aunque no pudo cumplir su promesa, consiguió reducir la población carcelaria de 242 a 41 presos con la transferencia de casi dos centenares de individuos a terceros países.