EE.UU. y Turquía establecerán una zona libre de Estado Islámico en el norte de Siria

El anuncio se produce tras una semana de ataques en Turquía, que las autoridades atribuyen tanto al grupo yihadista Estado Islámico (EI) como a los rebeldes kurdos del PKK.

27 de Julio del 2015 - 14:15 » Textos: Correo/Agencias » Fotos: AFP

Estados Unidos y Turquía han acordado los detalles para la creación de una "zona segura", libre de combatientes del Estado Islámico (EI), en la frontera entre Turquía y el noroeste sirio, informó hoy el diario The Washington Post.

Los dos países quieren crear con ataques aéreos una zona de más de 100 kilómetros de frontera turco-siria y de 65 kilómetros hacia el interior de Siria libre de yihadistas y cedida al control de fuerzas moderadas opuestas al régimen de Bachar al Asad, informó el "Post", que cita a funcionarios turcos y estadounidenses.

No obstante, la estrategia no llega a satisfacer la demanda de Ankara de crear una zona de exclusión aérea a lo largo de la frontera con Siria.

La "zona segura" se extenderá por el norte de la provincia de Alepo, entre las localidades de Azaz y Jarabulus, una región controlada en su mayor parte por el Estado Islámico, que se la disputa con las fuerzas kurdas y grupos rebeldes sirios.

Turquía pretende que esta zona sirva de refugio seguro para algunos de los alrededor de dos millones de sirios que han huido de la guerra civil a través de la frontera con Siria.

Aún queda por definir la composición de las fuerzas opositoras sirias que tomarán control de la zona, una vez se consiga desplazar a los yihadistas suníes del Estado Islámico, según las fuentes consultadas por The Washington Post.

Fuentes estadounidenses aseguraron que por el momento no se ha tratado la creación de una zona de exclusión aérea, ya que el objetivo es "establecer una zona libre del EI para obtener más seguridad y estabilidad a lo largo de la frontera con Turquía".

La semana pasada Turquía permitió a Estados Unidos el uso de la base aérea de Incirlik para realizar vuelos con cazas armados y reforzar la lucha contra posiciones del Estado Islámico.

Turquía, por su parte, ha intensificado sus ataques aéreos contra el EI, pero también contra la guerrilla kurda en el norte de Siria, después del atentado suicida contra una reunión de activistas de izquierdas en la fronteriza ciudad de Suruc que causó más de 30 muertos y ha elevado la tensión en el país.

La OTAN ha convocado para mañana, martes, una reunión del Consejo del Atlántico Norte a petición de Turquía, que ha invocado el artículo 4 de defensa colectiva por amenazas a la integridad territorial de un miembro. 

Lo más leído