Esclavas sexuales filipinas durante la II Guerra Mundial exigen justicia (VIDEO)

Los historiadores estiman que en total, unas 200.000 mujeres sufrieron estos abusos, de las que aproximadamente tres cuartas partes fallecieron durante el conflicto.
Esclavas sexuales filipinas durante la II Guerra Mundial exigen justicia (VIDEO)

Esclavas sexuales filipinas durante la II Guerra Mundial exigen justicia (VIDEO)

12 de Agosto del 2016 - 09:58 » Textos: Correo agencias » Fotos: AFP/EFE

Decenas de esclavas sexuales filipinas, que fueron explotadas por las tropas japonesas durante la ocupación del país en la Segunda Guerra Mundial, protestaron ante la embajada de Japón para pedir justicia y contra lo que denominan el "creciente militarisimo" de la nación nipona.

Las manifestantes, pertenecientes a la organización Gabriela, que defiende los derechos de la mujer, consideran que de seguir avanzando la campaña armamentista japonesa amenaza con desencadenar una nueva generación de esclavas sexuales.

Han protestado en momentos en que visita Filipinas el ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Fumio Kishida, y en el cuarto aniversario del Día Internacional de las Mujeres de Confort, que coincide con el aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Las ahora ancianas fueron violadas de forma sistemática por soldados japoneses durante la Segunda Guerra Mundial, pero para el gobierno filipino, el asunto de las "mujeres de consuelo" ya está zanjado Durante la ocupación de Japón de Filipinas, de 1941 a 1945, unas mil mujeres fueron secuestradas y llevadas a las "estaciones de consuelo" del Ejército de Japón, lugares establecidos para uso y disfrute de los soldados donde violaban y maltrataban físicamente a las mujeres de forma sistemática.

Filipinas no fue el único país donde los japoneses cometieron estos crímenes, que sucedieron en unas 10 naciones más del Sudeste Asiático ocupadas por los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial.

Los historiadores estiman que en total, unas 200.000 mujeres sufrieron estos abusos, de las que aproximadamente tres cuartas partes fallecieron durante el conflicto, mientras que la mayoría de las supervivientes quedaron estériles debido a enfermedades de transmisión sexual.

Tokio ha admitido que estas violaciones sistemáticas sucedieron en Corea del Sur, e incluso el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, accedió el pasado 28 de diciembre a pagar unos 8,3 millones de dólares a una organización coreana que apoya a las víctimas de la atrocidad.

Lo más leído