Filipinas: acusan a Duterte de contratar sicarios para asesinar a opositores

Un cercano expolicía del presidente filipino aseguró además que Duterte ordenaba asesinatos cuando era alcalde de Davao
Filipinas: acusan a Duterte de contratar sicarios para asesinar a opositores

Filipinas: acusan a Duterte de contratar sicarios para asesinar a opositores

20 de Febrero del 2017 - 02:25

Un expolicía filipino admitió hoy la existencia de los "escuadrones de la muerte" dirigidos por Rodrigo Duterte cuando este era alcalde de Davao y acusó al presidente del país de contratar sicarios para asesinar a detractores.

"El escuadrón de la muerte de Davao es real", aseguró Arturo Lascañas, agente de la Policía Nacional hasta el pasado diciembre, en una rueda de prensa televisada en el Senado.

El expolicía, que compareció en el Senado a instancias del Grupo de Asistencia Legal Gratuita bajo el amparo de la ONU, aseguró que "por cada muerte, el alcalde Duterte nos pagaba 20.000 pesos (375 euros o 400 dólares) y a veces 50.000 (935 euros o 995 dólares) o 100.000 (1.875 euros o 1.990 dólares)".

Lascañas, que fue uno de los policías más cercanos a Duterte en sus más de 20 años como alcalde de Davao en varios períodos desde 1988 hasta 2016, había negado el pasado octubre en el Senado la existencia de los escuadrones de la muerte.

Entre palabras de arrepentimiento y llantos, el exagente calificó hoy su anterior declaración como "todo mentiras" y confesó su participación en algunos de los asesinatos presuntamente ordenados por el actual presidente del país.

En concreto, Lascañas explicó cómo Duterte le dio 3 millones de pesos (56.025 euros o 59.670 dólares) para contratar al sicario que tras dos intentos fallidos acabó en 2003 con la vida de Jun Pala, un comentarista de radio local crítico con la gestión del entonces alcalde.

En el caso del líder religioso Jun Barsabal, asesinado en 1993 por presunta ocupación ilegal de tierras, el expolicía confesó que el entonces alcalde le dio la orden directa de "matarlo".

Lascañas acompañó su confesión de hoy con una declaración jurada en la que asegura que está dispuesto a declarar ante cualquier organismo gubernamental, incluido el Senado.

La cámara alta ya investigó el año pasado el asunto de los "escuadrones de la muerte de Davao", a los que se atribuyen más de un millar de muertes, sin hallar suficientes evidencias para demostrar su existencia

La inesperada declaración de Lascañas podría servir para recuperar el caso después de que otro exmiembro arrepentido de los escuadrones, Edgar Matobato, acusara por primera vez de asesinatos a Duterte el pasado diciembre ante el defensor del pueblo.

Lo más leído