El gobierno de Donald Trump deportará a 200.000 migrantes salvadoreños

El Departamento estadounidense de Seguridad Nacional tomó la decisión después de establecer que 45.00 haitianos debían ser deportados
El gobierno de Donald Trump deportará a 200.000 migrantes salvadoreños

El gobierno de Donald Trump deportará a 200.000 migrantes salvadoreños

10 de Enero del 2018 - 11:10 » Textos: Redacción multimedia con información del New York Times » Fotos: EFE/AFP

A pesar de ser una de las fuerzas laborales en Estados Unidos y vivir por más de una década en el país, el gobierno de Donald Trump pretende frenar toda migración, y una forma de empezar es deportando a miles de personas que se encontraban bajo programas de protección.

Casi 200.000 personas procedentes de El Salvador tendrán que regresar a su país debido a la anulación de un programa humanitario que les permitía residir en Estados Unidos durante diez años de manera legal.

El programa, conocido como Estado de Protección Temporal (TPS, en sus siglas en inglés), fue establecido durante el gobierno de George Bush para dar asilo a los afectados por diversos problemas en sus países, como es el caso de El Salvador por los dos mortíferos terremotos acontecidos en el 2001.

Ciudadanos estadounidenses y de El Salvador han protestado en los exteriores de la Casa Blanca ante la decisión del gobierno. 

El Departamento estadounidense de Seguridad Nacional dio por terminado este programa después de haber anulado, hace una semana, el TPS que protegía de ser deportados a 45.000 ciudadanos haitianos que contaban con un permiso para residir y trabajar después del terremoto del 2010 en su país.

Por su parte, el gobierno de El Salvador solicitó a la regencia estadounidense que ampliara el programa, ya que a pesar de haber pasado más de 15 años desde los terremotos, el país aún se encuentra sumergido en la violencia y la pobreza sin una solución que se vislumbre en un futuro cercano.

Mientras que el gobierno de Trump alega que este programa de protección estaba perjudicando los derechos e intereses de los ciudadanos estadounidenses al priorizar los de los migrantes. Además de considerar que en el país salvadoreño la crisis económica y social ya se solucionó.

Reacciones en El Salvador

El regreso de casi 200.000 personas al país no ha sido una noticia ignorada por los salvadoreños, quienes revelan su preocupación ante el regreso de tal cantidad de personas a un país que se encuentra sumergido en la pobreza y violencia.

El Salvador fue calificado como el país con el menor crecimiento del PBI durante el año 2016, según el Banco Mundial y corroborado por las autoridades del país.

Según el New York Times, la situación en El Salvador es bastante complicada, con un mercado laboral saturado y una gran población delincuencial, el retorno de los migrantes solo ocasionaría más caos y escasez de recursos para los salvadoreños.

Durante el 2016 se registraron 49 homicidios por cada 100 mil habitantes en El Salvador.

La frustración e impotencia se hacen notar, ya que como menciona Charles T. Call profesor asociado de Resolución de Conflictos y Paz Internacional de American University en Washington, esta decisión afectará a ambos países y sus respectivas economías.

“Dañará a la economía de Estados Unidos al privarla de migrantes que trabajan duro y que son encarcelados en tasas 44 por ciento menores que las de los nativos de Estados Unidos. Tendrá un impacto lamentable en la economía de El Salvador, ya que 200.000 personas, muchas de las cuales no hablan español, llegarán en busca de trabajos inexistentes”, explica T.Call.

Esta es la situación que viven los migrantes Salvadoreños y que hasta la fecha, no han conseguido juez ni ley que los ampare. Cabe destacar, que el día de ayer, el juez William Alsup, anuló la decisión del gobierno de Trump para deportar a 800.000 inmigrantes en Marzo y obligando al poder ejecutivo estadounidense a ampliar el programa DACA.