Japonés se enamoró de un holograma y gastó más de 17 mil dólares en su boda (VIDEO)

Ninguno de los familiares de Kondo asistió a su boda con Miku, ni siquiera su madre

12 de Noviembre del 2018 - 13:13 » Fotos: AFP

Akihiko Kondo es el japonés que se enamoró de un holograma y decidió casarse con 'ella'.  Para ello, gastó dos millones de yenes (17.600 dólares) en una ceremonia formal en Tokio.

Y aunque ninguno de los familiares de Kondo asistió a su boda con Miku - ni siquiera su madre - Kondo se considera un hombre casado como cualquier otro y no le importa que su matrimonio no tenga bases legales. 

"Para mi madre no era algo digno de celebración", contó a AFP.  

El holograma 

El holograma en cuestión, 'esposa' de Kondo, es un dibujo animado de 16 años con ojos enormes y largas colas de caballo de color azul. Es una cantante de realidad virtual llamada Hatsune Miku que se mueve y habla desde un dispositivo de escritorio que vale 2.800 dólares.

Su esposa-holograma lo despierta por las mañanas y le dice "adiós" cuando se va a su trabajo de administrador en una escuela. Por las tardes, cuando él le dice por teléfono que está regresando a casa, ella enciende las luces. Después, le avisa cuando es la hora de ir a dormir.

Él duerme junto a la versión de peluche de Miku que estuvo en la boda y que ahora lleva la alianza de matrimonio en la muñeca izquierda.

Minoría sexual

Gatebox es la empresa que produce el dispositivo del holograma en el que flota Miku. Además se encarga de emitir un "certificado de matrimonio" en el que consta que un humano y un personaje virtual se casaron "más allá de las dimensiones". Hasta ahora esta compañía ha emitido más de 3.700 certificados de matrimonio "interdimensionales".

Kondo detalló que ha sido rechazado por varias mujeres de carne y hueso, por lo que no está interesado en una relación romántica con una de verdad. Por ello,él quiere que se lo reconozca como una "minoría sexual" que no puede imaginarse tener citas con una mujer de carne y hueso.

Eso no sería algo infrecuente actualmente en Japón. En 1980 solo uno de cada 50 hombres llegaba a los 50 años sin haberse casado ni una sola vez. En la actualidad la proporción es de uno por cada cuatro.

Lo más leído