Médicos logran unir cabeza de bebé decapitado en accidente

Ahora el niño australiano de 16 meses, Jackson Taylor, se encuentra recuperándose de tan difícil intervención quirúrgica

07 de Octubre del 2015 - 06:17 » Textos: Redacción Multimedia

Una gran proeza médica está causando admiración mundial. Los cirujanos de un hospital australiano han logrado unir el cráneo de un niño a su cuello tras sufrir un accidente de coche, del cual salió prácticamente decapitado.

En una intervención de seis horas, los médicos conectaron una estructura de hierro que inmovilizaba el cráneo del pequeño para unirlo a sus vértebras. También utilizaron un trozo de alambre y una costilla para realizar un injerto y reconstruir sus vértebras.

Ahora el niño australiano de 16 meses, Jackson Taylor, se encuentra recuperándose después de la intervención quirúrgica que le salvó la vida.

Jackson viajaba en el auto con su madre y hermana de nueve años cuando se produjo una colisión con otro vehículo.

En el accidente, la cabeza del bebé se separó de manera interna del cuello, por lo que inmediatamente fue trasladado al hospitan de Brisbane, Queensland, donde los cirujanos procedieron a intervenirle quirúrjicamente, según indica el periódico británico Mirror.

El doctor Geoff Askin junto con su equipo, conectaron una estructura de hierro al cráneo y a las vértebras para que los miembros quedaran inmóviles y se pudiera llevar a cabo la recuperación. Además utilizaron un trozo de alambre y una costilla para realizar un injerto y reconstruir las vértebras dañadas.

"Muchos niños no habrían sobrevivido a este accidente, y si así hubiera sido, hubieran quedado paralíticos o sin respiración", dice el doctor Askin, quien asegura que es el peor accidente que ha visto nunca.

Jackson aún debe llevar el aparato ortopédico durante 8 semanas, los médicos siguen admirándose por la rápida recuperación del bebé.

Lo más leído