Nicolás Maduro confirma llegada a Lima y desata ola de rechazo

Mientras tanto, en el Congreso se alista moción para declarar persona non grata al mandatario venezolano, con la oposición de representantes del Frente Amplio y Nuevo Perú
Nicolás Maduro confirma llegada a Lima y desata ola de rechazo

Nicolás Maduro confirma llegada a Lima y desata ola de rechazo

07 de Febrero del 2018 - 07:00 » Textos: Juan Hidalgo / Pierre Gutiérrez » Fotos: Grupo Epensa

El gobierno venezolano confirmó que su mandatario, Nicolás Maduro Moros, asistirá a la Octava Cumbre de las Américas, que se desarrollará Lima, una noticia que en nuestro país ha desatado toda una ola de críticas y numerosas manifestaciones de repudio.

Esta “tormenta” política comenzó cuando el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, confirmó que Nicolás Maduro participará en el citado evento, que se realizará el 13 y 14 de abril.

“El presidente asistirá puntualmente para defender la soberanía de nuestra América Latina y caribeña, y para reunirse con el combativo pueblo del Perú”, tuiteó el canciller de Venezuela.

Arreaza acompañó este mensaje con una fotografía de la respectiva invitación que nuestro presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, le remitió el 11 de noviembre del año pasado a Maduro, misiva en la cual le detalla que el eje del evento será la “Gobernabilidad democrática frente a la corrupción” y, además, le expresa su “más alta consideración y estima”.

RECHAZO

Pese a que el último lunes el mandatario venezolano enfatizó que a dicho país nadie lo amenaza, en alusión al bloqueo petrolero que impulsa el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson -de visita en el Perú-, en el Congreso de la República se retomó el tema de una moción en contra de la presencia del cuestionado jefe de Estado en nuestro país.

Sobre el tema, el vocero de Peruanos Por el Kambio (PPK), Gilbert Violeta, destacó que representantes de las distintas bancadas del Parlamento (a excepción del Frente Amplio y Nuevo Perú) ya firmaron su iniciativa para declarar persona non grata al gobernante extranjero, la que se dio a conocer hace casi una semana.

“Lo que el señor Nicolás Maduro tiene que saber es que en el Perú las fuerzas políticas le decimos que él no es bienvenido. Por eso le hacemos una invocación al Grupo de Lima, que lo integra también el gobierno peruano, para que le pida a los países miembros de la Cumbre de las Américas que el señor Nicolás Maduro sea declarado persona non grata y no le permitan asistir”, expresó en conversación con la prensa.

Violeta destacó que la moción persigue dos objetivos. El primero de ellos es el pedir al Grupo de Lima -integrado por los cancilleres de Latinoamérica- que rechace y hasta impida la presencia de Maduro en el citado evento, en el que participarán los gobernantes de 35 países de América.

El otro fin es que el gobierno peruano se sume a las denuncias contra el mandatario venezolano en la Corte Penal Internacional de La Haya, donde enfrenta acusaciones por delitos de lesa humanidad, como asesinatos, torturas y encarcelaciones irregulares, así como “un ataque sistemático y generalizado contra la población civil”.

Al cierre de esta edición, la propuesta de Violeta contaba ya con 15 firmas, entre las que destacan la del propio legislador oficialista, la del vocero de Fuerza Popular, Daniel Salaverry, y la de su compañera de bancada Rosa Bartra, que encabeza la Liga Parlamentaria de Amistad Perú-Venezuela.

Lourdes Alcorta fue la tercera congresista fujimorista que suscribió la iniciativa, como también lo hicieron Yonhy Lescano y Edmundo del Águila (Acción Popular), Gloria Montenegro (Alianza para el Progreso) y Luciana León (APRA).

Otros siete legisladores de PPK también se adhirieron: Juan Sheput, Moisés Guía, Guido Lombardi, Clemente Flores, Alberto Oliva, Sergio Dávila y Patricia Donayre.

De acuerdo con el reglamento del Congreso de la República, durante el pleno Violeta deberá sustentar este pedido, luego de lo cual será necesaria la votación de la mitad más uno de los parlamentarios para aprobarlo.

CRÍTICA A LA IZQUIERDA

La ausencia de respaldo a dicha moción por parte del Frente Amplio y Nuevo Perú no dejó de cosechar críticas. Por ejemplo, Úrsula Letona (Fuerza Popular) sostuvo que con su negativa a firmar la iniciativa de Violeta, la izquierda peruana demuestra un constante doble rasero respecto de lo que significa una dictadura y las prácticas antidemocráticas.

“Lo tengo clarísimo: para mí Maduro es un dictador, es una persona que, recurriendo al socialismo y a la igualdad, practica actos antidemocráticos y somete al pueblo venezolano y a la oposición”, remarcó.

Letona añadió que no le gustaría ver a Maduro en nuestro país y que permitirle asistir a un evento como la Cumbre de las Américas sería avalar la “dictadura que sufre Venezuela” y el hambre que padecen sus miles de habitantes.

En esa línea, Luz Salgado, expresidenta del Congreso, subrayó que Maduro no es bienvenido en el país, salvo por sectores de izquierda y allegados que recibieron “maletines de dinero” del régimen venezolano y que ahora deben “pagar favores”.

“Tiene el rechazo no solo de los peruanos, de la mayor parte de los peruanos, sino también de los más 100 mil ciudadanos venezolanos que han venido huyendo del régimen de hambre que él ha impuesto, del régimen de atentado a los derechos humanos. Son venezolanos que el Perú ha acogido y acá estamos tratando de dar solución a problemas que él ha debido solucionar”, declaró.

Salgado también advirtió que si dicho gobernante llega a la cumbre, tendrá que responder preguntas, como por qué eliminó a Óscar Pérez -el policía disidente del régimen bolivariano- y a quienes lo rodeaban cuando ya se había rendido. “Ahí están los videos, eso fue un atentado, verdaderamente un delito de lesa humanidad”, aseveró.

Añadió que si Maduro no respeta el régimen democrático y los derechos humanos, pues nada tiene que hacer en la citada cumbre.

“CARADURA”

Quien tampoco se guardó nada fue el exministro de Relaciones Exteriores Luis Gonzales Posada, quien no dudó en formular fuertes críticas.

“Mi primera impresión es ratificar lo que siempre he pensado de Maduro: que es un caradura, y lo digo con toda claridad porque viene a un país a reunirse con jefes de Estado a quienes ha insultado gravemente en los últimos tiempos”, expresó.

Sin embargo, reconoció que no se puede impedir su ingreso al país y su respectiva participación en la Cumbre de las Américas.

Pese a ello, exhortó a los cancilleres del Grupo de Lima a que -durante el evento- formulen un discurso claro y firme en el que condenen la dictadura en Venezuela.

“NO ES CONVENIENTE”

A su turno, el vocero de Nuevo Perú, Alberto Quintanilla, refirió que, “nos guste o no”, Maduro es presidente de Venezuela y debe poder participar en la cumbre.

“Soy de la opinión de que no debería impedírsele porque esto traería otros debates. Si pedimos o declaramos que no estamos dispuestos a que venga Donald Trump, por más que lo pidamos, no se logrará. Para nosotros sería tan ilegítimo que venga Trump, pero tenemos que respetar”, afirmó.