Foto de niña guaraní bebiendo agua del suelo indigna en Facebook

La imagen captada en una ciudad argentina pretende denunciar la explotación a la que son sometidos los menores del pueblo guaraní
Foto de niña guaraní bebiendo agua del suelo indigna en Facebook

Foto de niña guaraní bebiendo agua del suelo indigna en Facebook

19 de Diciembre del 2017 - 11:31 » Fotos: Facebook

Una fotografía se ha viralizado a través de Facebook y tiene como protagonista a una niña que ante el sofocante sol tiene sed y empieza a beber agua del suelo. La impactante imagen fue captada por una periodista de Misiones Online que busca denunciar la crítica situación de los niños mbyà- una rama del pueblo guaraní- que pertenecen a la ciudad de Posadas, provincia de Misiones en Argentina.

La instantánea muestra a la menor-no más de cuatro años- arrodillada frente a un charco con el que intenta hidratarse. De acuerdo al medio online, los infantes son "explotados por adultos de su comunidad" pues son obligados a pedir limosna. Inclusive, el informe detalla que los padres y hermanos de la niña venden algunas artesanías en esa plaza.

IMAGEN VIRALIZADA

La fotografía de la niña llegó a manos de Miguel Ríos, joven voluntario que trabajó en Unicef y otras ONG, y fue quien decidió compartir la imagen el pasado 15 de diciembre en su muro de Facebook. "Mientras el país se prende fuego, esta niña Guarani se hidrata desde el suelo. Algo estamos haciendo mal como sociedad no?. 14 de diciembre #PosadasMisiones", escribió.

Hasta la fecha, la imagen tiene más de 600 interacciones y ha sido compartida más de 2.361 veces. La viralización de la fotografía permitió conseguir bidones de agua para asistir a los niños y otras familias que viven en la calle.

EXPLOTACIÓN

Los mbyà son una rama del pueblo guaraní que habitan en ParaguayBrasilUruguay y Argentina. En la provincia de Misiones viven unos 6.500 y se dedican a la artesanía y cuentan con el apoyo de la Dirección de Asuntos Guaraníes.

Sin embargo, en la ciudad de Posadas donde fue captada la imagen de la niña, existen comunidades que se resisten abandonar el lugar para poder mendigar porque sus ingresos son más elevados a los que pueden conseguir en su pueblo. A esto se suma la reducción y contaminación de sus tierras lo que pone en peligro su superviviencia.