Niñas de Afganistán son informadas para que no dejen las clases durante la menstruación

La falta de información genera que las menores sientan vergüenza
Niñas de Afganistán son informadas para que no dejen las clases durante la menstruación

Niñas de Afganistán son informadas para que no dejen las clases durante la menstruación

30 de Octubre del 2018 - 12:46

El Gobierno de Afganistán lanzó hoy una guía para enseñar a las maestras a concienciar sobre higiene menstrual a sus alumnas, muchas de las cuales abandonan las clases durante el periodo, que aún es considerado en el país una vergüenza y un signo de impureza.

"Enseñaremos a las niñas que pueden bañarse durante el periodo y pueden asistir a clase, que no es un problema", dijo a Efe el jefe de la oficina de Educación Física y Salud Escolar del Ministerio de Educación afgano, Mohammad Akbar Omarkhil.

Con el apoyo del fondo Unicef, el Ministerio de Educación celebró el Día de la Higiene de las Niñas y el lanzamiento de la primera Guía del Manejo de la Higiene Menstrual, un manual pedagógico que incluye cómics y material sencillo para el aprendizaje por parte de las adolescentes.

El ministro de Educación, Mohammad Mirwais Balkhi, reafirmó durante el evento que "las niñas tienen un derecho irrevocable a la educación, que se pierde si se sienten incapaces de asistir a las clases debido a la falta de productos sanitarios o baños limpios en la escuela".

El Unicef citó un estudio reciente según el cual alrededor del 70 por ciento de las niñas en Afganistán no se bañan ni se duchan durante la menstruación por temor a la infertilidad, mientras que el 29 por ciento faltan a la escuela cuando están menstruando.

Además, según el comunicado del Unicef, a un 80 por ciento de las niñas afganas no se les permite asistir a eventos sociales cuando menstrúan y al menos la mitad de ellas desconocen la menstruación hasta que tienen el primer periodo.

"Debido a la falta de conciencia, las niñas asumían la menstruación como una vergüenza durante su primer periodo, por lo que lo mantenían en secreto y no asistían a la escuela", explicó Omarkhil.

El objetivo de esta guía es permitir a las maestras "enseñar a las niñas sobre la higiene menstrual. Las maestras enseñarán a las niñas que esto es un fenómeno normal, natural y biológico, y que cada niña que se convierte en adolescente tiene que pasar por esta etapa", añadió.

Las autoridades planean enviar estas guías a todas las provincias, así como impulsar la construcción de baños privados y adecuados para que las chicas puedan cambiarse y asearse en las escuelas y volver a sus clases.

"Con buena higiene, ellas pueden tener un mejor control sobre su cuerpo, mejorar la confianza en sí mismas y mejorar su asistencia escolar", destacó la primera dama de Afganistán, Rula Ghani.

Para la representante del Unicef, Adele Khodr, la campaña es "una ocasión importante para romper tabúes y alentar a las niñas a convertirse en mujeres sanas e informadas que puedan compartir su bienestar con sus familias y comunidades".

En este sentido, subrayó como un compromiso para todos el asegurarse de que "cada niña, en cada ciudad, pueblo, comunidad y aldea, y dentro de cada familia, no abandone el aprendizaje debido a la falta de conocimiento y disfrute de la dignidad de ser una niña".

En Afganistán las niñas representan el 39 por ciento de los estudiantes en colegios en zonas urbanas y el 24 por ciento en áreas rurales, y muchas son obligadas a abandonar los estudios tras casarse.

La tradición en el país asiático marca la primera menstruación como la "señal" de que la niña debe ser casada y, como consecuencia, las familias las obligan a abandonar la escuela, explicó el jefe de Educación Física y Salud Escolar.

Omarkhil relató que incluso en algunas provincias, como la suroriental Khost, se han registrado casos de adolescentes "que eran encerradas en un cuarto oscuro y no se les permitía cocinar y realizar otras labores del hogar durante su primer periodo".

Lo más leído