​Preso que pidió eutanasia lleva 15 días en huelga de hambre

Frank Van den Bleeken, el preso belga encarcelado por varios delitos sexuales que pidió que se le aplicara la eutanasia, cumplió hoy quince días de huelga de hambre para reclamar la muerte asistida.
​Preso que pidió eutanasia lleva 15 días en huelga de hambre

​Preso que pidió eutanasia lleva 15 días en huelga de hambre

23 de Abril del 2015 - 16:34 » Textos: Redacción Multimedia

Un preso belga encarcelado por varios delitos sexuales y que pidió que se le aplicara la eutanasia, lleva 15 días de huelga de hambre para reclamar la muerte asistida.

Se trata de Frank Vaan den Bleeken (51), quien está recluido en el centro federal psiquiátrico de Gante (Bélgica), reclama a la Justicia belga que se cumpla la autorización de eutanasia que se le concedió en septiembre de 2014 pero no se le aplicó al retractarse el médico.

El reo, que lleva recluido más de tres décadas, es tratado desde hace varios años por psiquiatras, que coinciden en que padece una patología mental y que sufre gravemente en prisión.

Su abogada, Jos Vander Velpen, indicó que desde hace quince días solo ingiere bebidas azucaradas y que con su acción busca reclamar la ayuda del ministro de Justicia belga, Koen Geens.

En enero pasado Geens reconoció que se había reunido con el preso en la cárcel para intentar que retirase su petición y que había negociado personalmente con él su traslado a un centro especializado en Holanda que finalmente no se ha producido, según el diario "Le Soir".

"Tres meses después (de la entrevista con el ministro) no sabemos nada", dijo la abogada, que señaló que su cliente no quiere estar internado en Gante y sí ser trasladado a una institución especializada como la holandesa, informó el diario "La Libre" en su edición digital.

La abogada también dijo que en la institución belga en la que está internado todavía no se ha reunido con los médicos que han defendido que reciba la muerte asistida.

Según informó en enero la prensa belga, trasladar al preso a Holanda a un centro especializado le costaría a Bélgica 350 euros al día o unos 10 mil euros al mes hasta el final de su vida.

Van den Bleeken, que fue condenado por varios delitos de violación y abuso sexual, reclamó la eutanasia alegando incapacidad de reinserción y miedo a reincidir.

Tras el procedimiento judicial que le concedió en un primer momento luz verde para la eutanasia, al menos otros quince presos belgas siguieron su ejemplo y la solicitaron también. 

EFE

Lo más leído