​Shanghái anima a sus parejas a tener un segundo hijo, aunque sólo 5% lo pide

La municipalidad de Shanghái está tratando de animar a sus jóvenes parejas a tener varios niños
​Shanghái anima a sus parejas a tener un segundo hijo, aunque sólo 5% lo pide

antener y educar a un niño hasta los 22 años cuesta actualmente en Shanghái cerca de un millón de yuanes de media (141.500 euros, 160.350 dólares).

28 de Enero del 2015 - 04:14 » Textos: Correo/Agencias

La municipalidad de Shanghái, una de las regiones chinas que desde 2014 permite a sus ciudadanos tener más de un bebé en el supuesto de que ambos padres sean hijos únicos, está tratando de animar a sus jóvenes parejas a tener varios niños, aunque menos del 5 por ciento de ellas lo hizo el año pasado.

Según dijo Fan Hua, director de la Comisión de Sanidad y Planificación Familiar de Shanghái, en el pleno anual de la Asamblea Municipal Popular (Legislativo local), desde que la nueva normativa se aplicó el 1 de marzo de 2014, sólo unas 16.600 parejas solicitaron el permiso para tener un segundo hijo, informó la agencia Xinhua.

En la ciudad china, de más de 24 millones de habitantes, hay cerca de 370.000 "parejas cualificadas", es decir, matrimonios donde los dos miembros son hijos únicos, lo que es lo más habitual entre los jóvenes chinos de la etnia mayoritaria han, afectados por la política del hijo único adoptada en 1979 para contener la población.

En Shanghái, donde se espera que un tercio de la gente ronde los 60 años hacia 2016, un miembro de la Comisión de Sanidad llegó a pedir, en la apertura del plenario anual del Legislativo local, el pasado domingo, que las "jóvenes parejas cualificadas" de la ciudad se animen a tener un segundo hijo, dijo el diario "Dongfang Zaobao".

"Tener dos niños es bueno para la estabilidad familiar y el desarrollo social, así que animamos a las parejas que están cualificadas para ello a tener un segundo bebé", reiteró después, por su parte, Fan, según recoge hoy el diario "Shanghai Daily".

En efecto, la ciudad más rica y más cara del país ha marcado así en 2014 una media de solicitudes para tener un segundo hijo de un 4,6 por ciento de las "parejas cualificadas", lo que está justo a la mitad de la media nacional de un 9 por ciento registrada en este primer año de la nueva política.

Esto supone que cerca de un millón de parejas chinas, de los 11 millones que hay aproximadamente en todo el país, solicitaron tener un segundo hijo durante 2014.

Aunque es posible que este número aumente en los próximos años, cuando las jóvenes parejas que ahora están teniendo su primer hijo se puedan plantear tener un segundo, la vicepresidenta de la Federación de Mujeres de Shanghái, Zhu Ming, reconoció que los costes de criar y educar a un hijo en Shanghái lo hacen difícil.

Según Zhu, mantener y educar a un niño hasta los 22 años cuesta actualmente en Shanghái cerca de un millón de yuanes de media (141.500 euros, 160.350 dólares).

China empezó a eliminar su política del hijo único, tras 34 años de aplicación, en noviembre de 2013.

En Shanghái, la tasa de natalidad estuvo en 2013 en 0,86 hijos por pareja (de nuevo, por debajo de la media nacional de 1,5).

Por ello, la población local está envejeciendo rápidamente y tendrá 4,35 millones de personas de más de 60 años para el año próximo, mientras se calcula que solo nazcan entre 75.000 y 150.000 bebés en el período 2017-2020. 

Lo más leído