El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa (centro), observa durante un servicio conmemorativo después de que 21 personas, en su mayoría adolescentes, murieran en circunstancias poco claras en una taberna del municipio el mes pasado, en un incidente que conmocionó a Sudáfrica. (Foto de Phill Magakoe / AFP)
El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa (centro), observa durante un servicio conmemorativo después de que 21 personas, en su mayoría adolescentes, murieran en circunstancias poco claras en una taberna del municipio el mes pasado, en un incidente que conmocionó a Sudáfrica. (Foto de Phill Magakoe / AFP)

Sudáfrica rindió este miércoles un emotivo homenaje a los 21 jóvenes que murieron en circunstancias todavía no esclarecidas tras una noche en una taberna de un arrabal, una tragedia que conmocionó al país.

Más de mil personas, incluyendo el presidente de Sudáfrica Cyril Ramaphosa participaron en un homenaje en el barrio popular de Scenery Park, cerca de la localidad de East London, en el este del país.

El 26 de junio al amanecer fueron encontrados los cuerpos de las víctimas, sin ningún signo de violencia, dentro de un bar clandestino.

La causa de la tragedia sigue siendo un misterio, pero los supervivientes relataron su lucha para escapar del lugar, que estaba atestado y donde había un olor sofocante.

Para despedir a los jóvenes -- la mayoría de ellos adolescentes -- se colocaron 21 ataúdes vacíos para simbolizar la pérdida, porque la mayoría ya fueron enterrados.

Los dolientes junto a las autoridades se colocaron en una gran carpa y cientos de personas siguieron la ceremonia mediante pantallas, según periodistas de la AFP en el lugar.

En medio de los llantos y los rezos, la banda de la policía tocó el himno nacional. Los funerales de las víctimas tendrán lugar en los próximos días.

“Todavía no sabemos qué fue lo que mató a nuestros hijos”, declaró el presidente Ramaphosa.

“Las familias necesitan respuestas, quieren saber qué les pasó a sus hijos”, agregó.

Fuente: AFP

TAGS RELACIONADOS