Uruguay y Bolivia sacan cara por Maduro

El ministro interino de Relaciones Exteriores de Uruguay se manifestó en contra de la exclusión del mandatario venezolano
Uruguay y Bolivia sacan cara por Maduro

Uruguay y Bolivia sacan cara por Maduro

19 de Febrero del 2018 - 07:26 » Textos: Redacción Multimedia

Desde que se conoció que el Perú retiró la invitación al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para asistir a la VIII Cumbre de las Américas que se realizará en Lima en abril próximo, varios países han mostrado su apoyo al Gobierno de Kuczynski.

Sin embargo, Uruguay y Bolivia no comparten esta posición. A través de su cuenta de Twitter, el mandatario boliviano, Evo Morales, fustigó esta decisión y sostuvo que “el Grupo de los 13 (Grupo de Lima) insiste en desestabilizar al hermano pueblo de Venezuela y prefiere servir al golpismo de EE.UU.”.

En este sentido, Morales remarcó que la Cancillería peruana hace un mal uso de la Declaración de Quebec pues, precisó, este documento “establece que las Cumbres de las Américas existen para servir a la gente y para mantener la paz y la seguridad de la región”.

URUGUAY. A su turno, el vicencanciller de Uruguay, Ariel Bergamino, al ser consultado por la radio local Sarandí 690 sobre la decisión peruana, respondió que el gobierno del presidente Tabaré Vázquez se opone a esta decisión.

“El bombardeo de declaraciones, las exclusiones y las amenazas no ayudan en nada. Estas reuniones con exclusiones… A mí ni en los cumpleaños me gustan las exclusiones”, subrayó la autoridad.

En este sentido, el diplomático uruguayo replicó que su país tomó la decisión de no integrar el Grupo de Lima, porque considera que “no tiene una institucionalidad definida”.

“El Grupo de Lima no tiene estatus jurídico ni una institucionalidad establecida. Se ha manifestado (sobre Venezuela), pero nosotros no lo integramos”, manifestó.

En esta línea, afirmó que su país está preocupado por la sociedad venezolana y que, aunque no integre dicho grupo de cancilleres regionales, “Uruguay siempre está dispuesto a ayudar, a crear ámbitos para ayudar a resolver pacíficamente sus problemas, pero siempre en el marco de la Ley”.

“Ese clima de tensión, de exasperación, tiene una sola víctima que es la sociedad venezolana. Hay que tratar de ayudar a que los venezolanos se reencuentren y superen sus problemas”, precisó Bergamino.