Opinión

Ciegos

Columna: IVÁN SLOCOVICH

27 de Septiembre del 2017 - 07:30 Iván Slocovich

Lo visto en los últimos días, en que la Municipalidad de Lima se ha puesto a trabajar a fin de clausurar y anunciar la demolición de un infame edificio de 1.2 metros de ancho levantado al margen de la ley en plena avenida Abancay, es apenas una muestra de cómo funcionan nuestras autoridades, que esperan que la prensa haga una escandalosa denuncia o que suceda una tragedia para recién interesarse en hacer cumplir la ley.

El domingo último, el diario El Comercio publicó en portada la imagen de esta estructura de siete pisos construida de manera clandestina y sin el menor criterio técnico. Lo alucinante es que el edificio, que no sería capaz de resistir un sismo algo más fuerte de los que sentimos por estos días, está en pleno Centro de Lima, por donde se supone circulan todos los días los avispados inspectores municipales que tienen que prevenir tragedias.

Pero si vamos más atrás, habría que preguntarse cómo es que en la Municipalidad de Lima nadie se dio cuenta de que estaban haciendo una mole de cemento y ladrillos en el corazón de la capital. Y es que acá no se trata de un edificio ilegal, como los miles que se ven en los cerros que rodean Lima. No. En este caso, fue a vista y paciencia de todos. ¿Los vecinos del Ministerio Público tampoco se dieron cuenta de nada? Ayer recién se ha visto a un fiscal por la zona.

Si con la tragedia de la galería Nicolini de junio último quedó claro que las autoridades ediles actúan una vez que estalla el problema, con lo sucedido en el caso del edificio de la avenida Abancay vemos que la dejadez es mucho peor, pues en este caso el problema ha estado en la punta de sus narices. ¿A quién van a echar la culpa ahora los muchachos de Luis Castañeda? ¿A Villarán? ¿A Andrade? ¿A Belmont? ¿A Del Castillo? ¿A “Frejolito” Barrantes?

Es evidente que con autoridades que reaccionan tarde los limeños seguimos excesivamente expuestos en caso de un sismo u otra emergencia. Si lo visto luego del incendio de la galería Nicolini fue preocupante, lo del edificio de la avenida Abancay ya es escandaloso. ¿Qué otras irregularidades estarán sucediendo en este momento en el Centro de Lima? ¿Tendrá que morir gente o aparecer otra denuncia en un diario para que se haga algo?

tags