Opinión

Al banquillo de los acusados.

COLUMNA: RENATO SANDOVAL

08 de Mayo del 2019 - 07:30 Renato Sandoval

En caso el juez Richard Concepción Carhuancho acepte la acusación del fiscal Germán Juárez contra la pareja formada por Ollanta Humala y Nadine Heredia por el delito de lavado de activos, esto permitirá que otros políticos desfilen por la alfombra roja de los pasillos judiciales. Así que alisten la canchita y prendan su tele.

El caso Humala-Heredia es emblemático en la lucha contra la corrupción. Fueron los primeros en pasar a prisión preventiva. Nunca un expresidente fue detenido, enmarrocado y puesto en una cárcel mientras los fiscales investigaban sus presuntos delitos de corrupción. Por lo general, los procesados huían. Tampoco eran apresados sus familiares, como ocurrió con su esposa.

Ahora me gustaría saber la apreciación de sus opositores, aquellos que alistaban el jolgorio cuando se enteraron de que la denominada ex “pareja presidencial” debía responder ante la justicia por los millonarios aportes de Odebrecht. No sabían que solo era cuestión de esperar. Y así el turnó les tocó. Jugarse la libertad por 26 años/6 meses (Heredia) y 20 años (Humala) es demoledor.

Keiko Fujimori, Alejandro Toledo, Pedro Pablo Kuczynski, Lourdes Flores, Susana Villarán, entre otros funcionarios, empresarios y constructores, no la tendrán fácil si el resultado es adverso para esta pareja de políticos. El caso es amplio, pero dependerá de este proceso para que el resto caiga por su propio peso.

Decir que los aportes a las campañas no estaban tipificados como delitos parece que no será un contundente argumento para bajarse la acusación fiscal. De esto se encargarán de debatir en los tribunales. Mientras tanto, veamos si quienes antes alentaban la investigación ahora tienen la cara de echarle más leña al fuego.

Ojo que el hecho de que Keiko Fujimori no haya sido gobierno no la exime de una responsabilidad penal. Nadine Heredia, por ejemplo, tampoco lo fue en el papel, aunque haya sido quien daba luz verde a los ministros como Pedro Cateriano. A ella se le acusa de manejar el Partido Nacionalista, así como sus cuentas, donde ingresó el dinero de Odebrecht.

¿Con qué otro argumento se podrán tumbar la acusación fiscal sin que esto conlleve un apoyo indirecto a sus rivales políticos? Espero ver este espectáculo con canchita en la mano.

tags