Opinión

Alza del sueldo mínimo y repercusiones

COLUMNA: EDITORIAL

16 de Febrero del 2018 - 07:30 Editorial

Mientras la presidenta del Consejo de Ministros, Mercedes Aráoz, salió al frente en contra de los intentos de una vacancia presidencial y señaló que es lo más parecido a un golpe de Estado, el mandatario Pedro Pablo Kuczynski ensayó un golpe de efecto para que la agenda del país vaya por otro lado. Entonces pidió al ministro de Trabajo que evalúe el alza de la remuneración mínima vital.

Para muchos, se trata de una movida política de PPK para levantar su alicaída imagen y el mínimo respaldo de los peruanos que se nota en las encuestas. Argumentan que, en el complicado panorama económico que atraviesa el Perú, elevar el sueldo mínimo no es oportuno.

Los congresistas son los más críticos y hasta califican el anuncio como un hecho demagógico, cuando el Presidente tiene serios cuestionamientos y ya “ni la Sarita lo salva”, como declaró el legislador Daniel Salaverry. Para ellos, estas declaraciones pretenden lograr un grado de repercusión mucho mayor a los resultados de su gestión.

Lo cierto es que demasiadas tensiones acucian en estos momentos a Pedro Pablo Kuczynski y su estabilidad se encuentra en peligro. “La situación de PPK va a empeorar”, manifestó el congresista Mauricio Mulder. Todo ello ha generado que el Presidente envíe un mensaje conciliador. “Le pido al Congreso que nos apoye. El Perú quiere trabajo, quiere ver progreso y nosotros estamos aquí no para discusiones bizantinas”, sostuvo. La frase encierra un pedido: por favor, no es momento de polémicas sino de definiciones.

tags