Opinión

​Año escolar en peligro por la intransigencia

La funcionaria del Ejecutivo llegó a un importante acuerdo con el Sindicato Unitario de Trabajadores de la Educación Peruana

22 de Julio del 2017 - 08:34 Editorial

Hace una semana la ministra de Educación, Marilú Martens, exhortaba a los docentes de Cusco levantar su huelga por el riesgo que 400 mil alumnos pierdan el año escolar, quienes hace 37 días no asisten a clases por esta medida y que, también, afecta a la principal actividad económica: el turismo.

La funcionaria del Ejecutivo llegó a un importante acuerdo con el Sindicato Unitario de Trabajadores de la Educación Peruana (SUTEP), quienes mostraron su conformidad al compromiso asumido por el gobierno para cumplir las demandas consideradas en su pliego de reclamos, entre ellas nivelación de sus remuneraciones de manera progresiva, nombramiento de docentes y otros.

Martens fue clara al precisar que este año no habrá reajuste, pues eso ocasionaría un desbalance en el presupuesto y tal como ofreció el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski recién se cumplirá el 2018.

Los acuerdos tomados entre Minedu y SUTEP no son reconocidos por el Sute Cusco y otras dirigencias del sur y centro del país, quienes recién se sumaron a la medida, estos últimos protagonizando vandalismo y tratando de paralizar las diferentes ciudades, obligando el gobierno declarar en emergencia las localidades convulsionadas.

Si se aprueba un aumento sin tener respaldo en la caja fiscal, es ser irresponsable y populista cuando la economía nacional se encuentra congelada.

Los docentes en huelga deben reflexionar y sentarse a dialogar, entendiendo como el SUTEP nacional que existe un compromiso del Ejecutivo y que irá cumpliendo poco a poco , como la mejora salarial que llegará el 2017.

tags