Opinión

APP, Odebrecht y Chavimochic

​En una Asociación Público Privada (APP), ¿qué negocio es ese en el cual el Estado pone primero el dinero y el empresario el restante?

10 de Febrero del 2017 - 07:09 Renato Sandoval

En una Asociación Público Privada (APP), ¿qué negocio es ese en el cual el Estado pone primero el dinero y el empresario el restante? Eso, lamentablemente, no solo ha pasado en el aeropuerto Chinchero, en Cusco. También ocurrió con la licitación pública de la tercera etapa de Chavimochic, en La Libertad, en la que ganó el consorcio Odebrecht-Graña y Montero.

Lo que sucedió es que Proinversión, durante el gobierno de Ollanta Humala, firmó un extraño contrato en diciembre de 2013. En este se suponía que tanto el consorcio como el Estado se asociaban para cofinanciar el proyecto que incorporaría el riego de unas 63,000 hectáreas de tierras nuevas a las otras 48,000 en los valles de Chao, Virú, Moche y Chicama.

Pues bien, se presumía que iba a haber un costo beneficio para la región. Sin embargo, esto se ha convertido en una pesadilla. Ahora resulta que el consorcio Odebrecht-Graña y Montero ha abandonado las obras y, en el mejor de los casos, luego de una resolución del contrato, las mismas serán retomadas en siete u ocho meses, ha informado el gobernador regional Luis Valdez.

Aquí viene lo bueno. ¿Saben cuánto dinero ha puesto Odebrecht-Graña y Montero por esta obra de unos 720 millones de dólares (con IGV)? Pues nada. Ni medio dólar. Absolutamente nada. ¿Saben cuánta plata hemos puesto los peruanos mediante Proinversión? Nada menos que 200 millones de dólares, de los 370 que había ofrecido. Así estaba en el contrato.

Eso no fue todo, antes y durante el escándalo de corrupción, los brasileños no consiguieron un respaldo financiero para poner los 350 millones de dólares que le correspondían por esta APP. Por eso, han armado su mochila de viaje y dejaron todo. Seguro van a pedir dinero por el término de contrato y el Estado sería bien cojinova si termina pagándole por sus “servicios”. ¡Qué tal raza la APP! Que debería llamarse Asociación Para el Privado.