Opinión

Ayer el norte, hoy el sur: desastres y cero previsión

COLUMNA: ALBERTO QUINTANILLA CHACÓN

13 de Febrero del 2019 - 07:00 Alberto Quintanilla Chacón

Las intensas lluvias que sufre el sur desde inicios de febrero ocasionaron inundaciones y huaicos, destruyendo infraestructura pública y privada, arrasando los pueblos de Aplao en Arequipa y Mirave en Tacna, con muertos y desaparecidos como saldo trágico.

Los fenómenos naturales se han agudizado por cambios en el medio ambiente, pero ocurren desde hace años ya, convirtiéndose en desastres sociales por la falta de previsión de los gobiernos y del Estado.

Ante la presencia de desastres, se espera la iniciativa privada que prioriza las obras por construir, cuando debería ser el Estado el responsable de priorizar y definir cualquier proceso de reconstrucción. Los procesos sociales no deben manejarse por quienes solo piensan en ganar dinero. La experiencia de Ica nos enseña cómo estos casos terminan en escándalos de corrupción y sin reconstrucción.

Aún no hay una efectiva reconstrucción del norte del país tras El Niño costero del 2016-2017, pero sí hay retraso en la inversión y asoman escándalos de corrupción. Si se enfrenta de manera similar lo que ocurre en el sur, podemos esperar similares resultados.

Construir Estado requiere restablecer su función planificadora, posibilitando el desarrollo del Plan Nacional de Ordenamiento Territorial, que nos permita: establecer la ubicación óptima de ciudades y pueblos, generar infraestructura adecuada a las zonas geográficas y establecer adecuados mecanismos de prevención. Carecemos de este plan porque hemos proscrito de la Constitución la palabra planificación, y ya es hora de modificar esta situación.

tags