Opinión

Balance legislativo

Terminada la segunda legislatura, rindo cuentas de mi gestión legislativa en lo que va del 2018.

08 de Julio del 2018 - 08:02 Alberto de Belaunde

Terminada la segunda legislatura, rindo cuentas de mi gestión legislativa en lo que va del 2018. Durante este segundo año, insistimos en plantear propuestas normativas que apunten a mejorar la representación política y la calidad de los futuros parlamentos. Para ello, entre los proyectos de ley elaborados, presenté tres iniciativas que se complementan con nuestro trabajo legislativo previo. Tales iniciativas planteaban mejorar el Parlamento Nacional a través de la creación de una Oficina de Estudios Económicos, reformar su Comisión de Ética, reglamentar el proceso de elección de altas autoridades e incluso modificar la fecha de elección del Parlamento para que no coincida con la elección presidencial.

Los proyectos de ley presentados buscan seguir esa línea de trabajo. Así, el Proyecto de Ley 1989 planteó que podamos volver a tener un Parlamento bicameral. A la fecha, lamentablemente, tal iniciativa no ha logrado ser consensuada en la Comisión de Constitución, pese al apoyo de diversos sectores. También está el Proyecto de Ley 2537, que impide a los sentenciados por delitos contra el Estado y el Orden Constitucional ser candidatos a cargos de elección popular, evitando así que quienes buscaron no respetar el orden constitucional y la voluntad popular tengan poder político. Finalmente, también está el Proyecto de Ley 2767, que establece que los altos funcionarios del Estado, entre ellos los congresistas, presenten obligatoriamente su respectiva Declaración Jurada de Intereses.

Paralelamente vengo trabajando en un proyecto que busca imitar la experiencia argentina de las elecciones PASO (Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias), a fin de mejorar nuestro sistema de representación.

Seguiré trabajando para que en base a consensos estas iniciativas sean finalmente aprobadas.

tags