Opinión

bomberos en ruinas

COLUMNA: IVÀN SLOCOVICH

13 de Septiembre del 2019 - 07:30 IVÁN SLOCOVICH PARDO

La situación en que se encuentran los bomberos de San Isidro, que tienen como sede un inmueble declarado como “inhabitable” en tres oportunidades, muestra el casi nulo interés que existe de parte del Estado en general, para dotar de las herramientas necesarias a quienes deben dar una respuesta inmediata, en caso se produzca una emergencia de cualquier magnitud, incluyendo un devastador terremoto como el que podría sacudir Lima en este momento.

Los hechos mencionados los vemos en San Isidro, quizás uno de los distritos con más recursos a nivel nacional, por lo que cabría preguntarse qué está sucediendo en el interior del país, como si no viviéramos en un país sísmico, en un país con volcanes, vulnerable a tsunamis, a derrumbes y a la caída de buses por abismos, más allá de las emergencias del día a día, como son los accidentes de tránsito, incendios, atrapados, caídos por acantilados y demás situaciones.

Tener a un cuerpo de bomberos en situación precaria, a pesar de nuestra vulnerabilidad permanente, es una gran responsabilidad que, lamentablemente, podría llevarnos a sufrir miles de muertes en caso de una tragedia. No olvidemos que los expertos han señalado hasta el cansancio que en cualquier momento Lima y Callao podrían ser sacudidas por un sismo de magnitud nueve. ¿Y quién tiene que salir delante a atender a los afectados? Pues los bomberos.

Algo parecido sucede con el grado de operatividad de las Fuerzas Armadas no para hacer la guerra con un país vecino, sino para poder responder ante una emergencia. Hay nuevos aviones grandes de carga, pero solo cuatro. En cuanto a los helicópteros que son vitales para llegar a los lugares más alejados con ayuda humanitaria, o trasladando equipos médicos como sucedió en El Niño costero, no tenemos los necesarios. ¿Quién responde por esto?

Un país, que se jacta de ser uno de los pocos que crece en la región y que sueña con entrar a la OCDE, no puede tener a los bomberos en un local inhabitable, con las mangueras rotas o con unidades de 30 o 40 años de antigüedad. El Gobierno tiene como lema “El Perú primero”, y eso está muy bien. Pero el Perú está habitado por personas, cuya vida debe ser preservada a toda costa para dar sentido a la referida frase. En esto todos debemos de ser responsables, empezando por los gobernantes.

============TEM DESTACADO (73384618)============

Los hechos mencionados los vemos en San Isidro, quizás uno de los distritos con más recursos

tags