Opinión

BORIS JOHNSON Y EL BREXIT CUYA ESPERA DESESPERA

COLUMNA: Miguel Ángel Rodríguez Mackay

07 de Octubre del 2019 - 07:00 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

El Brexit -proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea- podría seguir cobrando sus víctimas. Lo voy a explicar.

La idea de abandonar la vinculación con el bloque más exitoso que ha contado Europa, luego de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), ha frustrado los proyectos políticos de los últimos primeros ministros del RU, llevando a la renuncia a dos de ellos. Primero fue David Cameron (2010-2016) que, habiendo prometido durante la campaña hacia el Downing Street -la sede tradicional del primer ministro británico de turno-, de que si llegara a conseguir el premierato, aun cuando jamás le gustó la idea ni la de promoverla, lo primero que haría sería convocar a un referéndum para que los electores decidieran si querían o no consumar el Brexit, y lo cumplió. Nada más que no calculó el resultado, pues los británicos votaron mayoritariamente por el Brexit y, por esa razón, no tuvo más inexorable camino que la renuncia. Su sucesora, Theresa May (2016-2019), prometió una salida pero con un acuerdo que resguardara los intereses del Reino Unido y que, por supuesto, fuera lo menos dramática para el país. El tiempo para conseguirlo se agotó y también debió renunciar en junio de este año. En ese escenario, como pasa en la política en cualquier parte del mundo, la coyuntura puede encumbrar a los políticos como también defenestrarlos. El contexto fue favorable para el exalcalde de Londres, Boris Johnson, que se convirtió en el más decisivo actor político para poner punto final a una salida que se estaba alargando. Johnson prometió de mil formas que el RU saldría antes del final de este mes, y para hacerse creíble ante los denominados euroescépticos que solamente lo deseaban, jugándoselas llegó a decir que el Brexit se haría realidad con acuerdo o sin él. Esta semana que ha pasado, Johnson advierte con más realismo que su promesa es de más complejo cumplimiento de lo que él mismo creyó. El nacionalista Nigel Farage espera que cumpla, de lo contrario, caído Johnson, con aquiescencia de la Reina podría formar gobierno.

tags