Opinión

¡Buena, Rudy!

05 de Agosto del 2011 - 00:26 Aldo Mariátegui

- Ésta sí es de campeonato para atraer la inversión, tranquilizar a los inversionistas (que andan siendo extremadamente selectivos, dado el entorno externo) y mantener el crecimiento económico: nombrar a un dirigente de la CGTP como viceministro de Trabajo. ¡Es hasta mejor que invocar la C-79 en la jura presidencial!
Definitivamente, hay que darle el próximo Premio Nobel de Economía al ministro Rudy Vega, porque la verdad es que va a revolucionar la teoría de las expectativas con esta apuesta de que los agentes económicos se van a entusiasmar con la CGTP controlando la vida laboral. Ingenuamente, pensé que el buen Rudy había ido al local de la CGTP por demagogia, pero ya veo por dónde late su corazoncito. No sólo no vamos a reformar una de las leyes laborales más rígidas y complicadas del planeta (aliada de la alta informalidad y el subempleo existentes), sino que probablemente ahora nos vamos para el otro lado: mayor estabilidad laboral, salarios impuestos en escalera por negociación colectiva, sindicalización compulsiva, regreso de los "puntos" en los muelles, facilitación de las huelgas, encarecimiento del despido y mil más de ésas... ¡Buena, Rudy!
Hasta ahora no entiendo por qué se adula tanto a la CGTP si no pesa nada. Aquí hicimos una investigación y resulta que de 109 federaciones de trabajadores que declaran en esta confederación, apenas 20 se mantienen vigentes. Es más, varias de las existentes y supuestamente afiliadas nos negaron pertenecer a la CGTP (como la Federación de Capitanes y Patrones de Pesca del Perú o la Federación Nacional de Trabajadores en Hoteles). Las que sobraban eran "federaciones fantasmas", pues uno iba a su local y hasta hallaba un chifa o una fotocopiadora, como con la Federación de Trabajadores de Ciencia y Tecnología, la Federación de Trabajadores de la Industria de la Alimentación, la Federación de Trabajadores de las Industrias Metalúrgicas Mecánicas del Material Eléctrico, la Federación de Trabajadores de Droguerías, la Federación Nacional de Trabajadores de Grifos. Otras ya ni direcciones registran, como la Federación de Trabajadores Hoteleros y afines de la Revolución Peruana, la Federación de Trabajadores de la Industria de Confecciones de la Revolución Peruana o la Federación Única de Obreros Ordeñadores del Perú, etc... A ver si Rudy las depura.
En realidad, la CGTP está compuesta básicamente por Construcción Civil (régimen especial privado), el SUTEP (régimen público) y los "telefónicos" (que sí son de régimen privado ordinario). Y no eligen a su cúpula por "un trabajador, un voto", sino en "democráticas asambleas" que se limitan a ratificar al eterno Mario Huamán, que ya tiene más de una década sin cargar un ladrillo.
Además, no tienen arraigo popular: su líder J.J. Gorriti ("telefónico" que tiene licencia sindical desde antes que aparezcan los celulares) apenas sacó 4 mil votos en las elecciones del 2006.
Otro cuento es que "José Carlos Mariátegui fundó la CGTP el 17 de mayo de 1929". Esa CGTP desapareció en los 30. La actual apareció en junio de 1968, cuando una confederación sindical comunista fundada en 1966 cambió su nombre de CDUS a CGTP. Es como que yo cree un periódico, lo llame El Mercurio Peruano y diga que es el mismo de Hipólito Unanue y José Baquíjano, que circuló de 1791 a 1795...
Es más, esa CGTP II recién llegó a tener fuerza con Velasco, cuyo ministro de Trabajo, el general FAP Pedro Sala Orozco, le trasladó todos los reconocimientos sindicales que por aquel entonces tenía la todopoderosa CTP aprista, además de entregarle el capturado diario Expreso. En suma, Rudy mima a un "tigre de papel", como diría Mao. O a un gatito chillón.
P.D. Qué pena que Caretas no le preguntara a Correa por su molestia con Correo y sus críticas impertinentes a la prensa peruana en la Feria del Libro. Así estamos en el gremio...

tags