Opinión

Calidad educativa, profesores y otros actores formativos

COLUMNA: IDEL VEXLER

12 de Febrero del 2019 - 07:00 Idel Vexler

En una de las columnas publicadas en este diario (8-1-2019), sosteníamos que para diseñar, ejecutar y evaluar políticas públicas y la gestión de la educación, es indispensable, en principio, considerar el desarrollo evolutivo de la persona, sus necesidades fundamentales y los aprendizajes significativos, teniendo en cuenta las exigencias disruptivas del presente y el futuro. Teniendo clara está premisa, resulta indispensable poner atención a los profesores y a otros actores formativos como factores claves de la calidad educativa.

Y es que es fundamental tener profesores en todas las etapas, modalidades, niveles, ciclos y formas del sistema educativo, preparados pedagógica y académicamente, para desarrollar la docencia y el acompañamiento formativo como mediadores educativos en las instituciones de enseñanza, poniendo en práctica metodologías innovadoras, integradoras e interactivas, así como utilizando diversas estrategias, entre otras, las referidas a las tecnologías de la información y la comunicación. Todo ello con el fin de desarrollar competencias de aprendizaje que combinen sinérgicamente capacidades y conocimientos, así como valores y actitudes. En este marco, es urgente la formación continua y la gestión del talento de los maestros y catedráticos.

Igualmente, es muy importante que los padres de familia y otros actores sociales participen en la formación de las personas, generando aprendizajes que se sumen y converjan con los que ofrecen las instituciones educativas. Por ello, es importante mirar los saberes brindados desde los hogares y los ámbitos estatales, políticos, comunitarios, empresariales, académicos, comunicacionales y digitales. Estos agentes educativos, pertenecientes mayormente a la sociedad adulta, deben enseñar permanentemente y con el ejemplo en sus desempeños cotidianos.

tags