Opinión

Cambio cultural

Esta decisión se fundamenta en la evidencia científica recogida que dio cuenta de que estos productos representan alrededor del 50% de la basura marina que se encuentra en nuestro litoral

13 de Mayo del 2018 - 08:43 Alberto de Belaunde

Recientemente presenté un proyecto de ley para regular y reducir el empleo de plásticos de un solo uso. Es una propuesta ambiciosa que complementa las iniciativas presentadas a la fecha, pues no solo regula a las bolsas plásticas, sino también los cubiertos, contenedores de comida, vasos, tazas, cañitas, globos publicitarios y similares que son desechados después de un solo uso.

La iniciativa analizó la experiencia comparada a fin de poder identificar la mejor opción en función de nuestras necesidades y contó con el respaldo técnico de la Organización Internacional Oceana Perú para su formulación. El proyecto plantea una regulación general que contempla prohibiciones expresas, excepciones y plazos razonables para su aplicación progresiva. Asimismo, compromete a los agentes de producción y distribución, respectivamente, a través de la responsabilidad extendida y el Programa de Gestión de Plásticos de Un Solo Uso, para que asuman su responsabilidad en el tema.

De otro lado, apuesta por un cambio de los patrones de conducta de los consumidores al plantear la prohibición de estos plásticos. Esta decisión se fundamenta en la evidencia científica recogida que dio cuenta de que estos productos representan alrededor del 50% de la basura marina que se encuentra en nuestro litoral. En consecuencia, se identificó que estamos ante un problema de naturaleza persistente, creciente y cíclica que obliga a tomar acciones radicales.

Sin embargo, debe tenerse muy presente que esta no es solo una batalla legal, sino también cultural. Todos debemos involucrarnos en la tarea de dejar atrás el plástico de un solo uso. El objetivo final es combatir la contaminación que generan estos productos y tenemos que actuar con urgencia.

tags