Opinión

¿Caminamos hacia el federalismo?

COLUMNA: MARTÍN SANTIVÁÑEZ

21 de Febrero del 2019 - 07:00 Martín Santivañez

Las recientes declaraciones de varios líderes izquierdistas sobre la necesidad de profundizar la descentralización denotan un claro sesgo federal. Esta no es una cuestión baladí. Mientras se desarrolla la gran guerra política que antecede al Bicentenario, un sector pequeño pero bien organizado (el de la izquierda nacional) se reúne y dicta “las tesis de enero” en las que se vuelve a optar por la estrategia del campo a la ciudad prescindiendo del brazo militar. El frentismo siempre ha rendido frutos para la izquierda. La historia se repite y ya estamos avisados.

Ahora bien, dentro de esta estrategia del campo a la ciudad, la izquierda que busca unificarse también ha optado por defender “una regionalización transversal que supere la perspectiva centrada en la desconcentración administrativa y permita un desarrollo regional, así como el bienestar de ciudadanos y ciudadanas en un país más igualitario, donde se garanticen los derechos de los trabajadores, las mujeres, los jóvenes, los pueblos indígenas, las comunidades campesinas”. Esta “desconcentración administrativa” no es más que la consolidación y expansión de una gran burocracia regional que, a juego con la burocracia nacional, servirá como objetivo político por capturar. Se ha hecho con eficiencia en diversos ministerios a lo largo de los últimos años, y repetir la experiencia en función de la sofisticación del Estado moderno pasa por la consolidación de una burocracia regional y subregional. La construcción de tal burocracia es el origen de toda pulsión soberana y, por tanto, el germen del federalismo.

La izquierda lleva la iniciativa una vez más, ante la pasividad de la clase dirigente inmersa en la guerra política. Estamos ante la crónica de una batalla anunciada. 

tags