Opinión

​Con las tropas en Navidad y fin de año

Columna de Miguel Ángel Rodríguez Mackay

30 de Diciembre del 2018 - 05:50 Miguel Ángel Rodriguez Mackay

Ir donde las papas queman tiene su mérito, y hacerlo en tiempos de Navidad o de fin de año por supuesto que más, pues se deja el confort para dar el ejemplo y levantar la moral. Donald Trump lo acaba de hacer junto a su esposa Melania, en el marco de una visita sorpresiva a la base aérea estadounidense Al Asad, en Iraq, para pasar la Navidad con las tropas de su país.

Se trata de su primer viaje hacia una zona de combate en Iraq, donde EE.UU. tiene desplegados unos 5200 soldados. Sus antecesores Barack Obama y George Bush también lo hicieron. El demócrata, durante sus dos mandatos (2009-2017), visitó cada Navidad la Base de la Infantería de Marina, en Hawái; mientras que el republicano realizó un viaje histórico a Bagdad (2003) para celebrar el Día de Acción de Gracias (fines de noviembre) con sus tropas, convirtiéndose en el primer presidente en llegar a ese país y el primero en viajar al frente desde que Richard Nixon pisó Vietnam en 1969.

Vladímir Putin, en diciembre de 2016, llegó hasta la base rusa de Jmeimim, en Siria, luego de aplacar a los terroristas del Estado islámico en ese país; la canciller alemana Ángela Merkel visitó a sus tropas (2013) en Afganistán, llegando hasta Mazari Sharif, al norte de Kabul, donde las tropas germanas en su base militar llegaron a contar con hasta 4300 soldados. El presidente francés Emmanuel Macron acaba de pasar la Navidad con sus tropas (1300 soldados) en la Base Aérea Adji Kosser, cerca de Yamena en Chad, en África central. El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, acaba de visitar al destacamento de su país para la misión de la Unión Europea (EUTM Mali) en su base en Koulikoro (Mali), donde apoyan con 300 soldados en el adiestramiento para la lucha contra los yihadistas.

En Perú no nos quedamos atrás. El ministro de Defensa, José Huerta Torres, ha viajado en la víspera de la Navidad hasta el difícil Vraem con los altos mandos de las FF.AA. para acompañar a los efectivos militares y policiales que combaten el narcoterrorismo; además, ha inaugurado una pista de aterrizaje en Pichari para que los agricultores cuenten las facilidades para sacar y comercializar el café, el cacao y la piña que producen. ¡Muy bien!

tags