Opinión

¿Corrupta o candelejona?

COLUMNA: LUIS ALFONSO MOREY

28 de Febrero del 2019 - 07:00 Luis Alfonso Morey

Lourdes Flores ha reconocido que Odebrecht entregó dinero a su campaña presidencial y que quien lo recibió fue su excolaborador Horacio Cánepa. Ha dicho, empero, que él es el único responsable. Que ella y su partido emplearon las encuestas que pagó Odebrecht, pero que no sabía ni tenía por qué saber con qué dinero se pagaban las mismas. Ha dicho también que el dinero no ingresó formalmente a su partido y que eso exime de responsabilidad a los dirigentes del PPC. ¿Es verosímil que la lideresa máxima y candidata presidencial de un partido político no tuviera la menor idea de los aportes y las finanzas de su propia campaña electoral? ¿Es posible que siendo ella la principal beneficiaria del dinero que dio Odebrecht no tenga ninguna responsabilidad? A nivel penal se tendrá que determinar eso. Sin embargo, la responsabilidad política -completa- es de Lourdes Flores. Ella ha reconocido que guardó un silencio cómplice y que obró sin la diligencia debida. Lourdes afirma que nunca habló de dinero con los representantes de Odebrecht. Ha dicho que pedir plata nunca ha sido lo suyo. Pero tal parece que sus más cercanos colaboradores eran los encargados de pedirla y de administrarla. Lo mínimo que se puede decir acerca de Lourdes es que ha sido una irresponsable. Keiko Fujimori está procesada y privada de su libertad por una situación muy similar. Si Cánepa es a Lourdes lo que Yoshiyama es a Keiko, por lógica, o Lourdes debe ir a prisión o Keiko debe salir en libertad. Lo cierto es que la ley no está siendo igual para todos.

tags