Opinión

¡Cuidado con el criterio judicial de Concepción Carhuancho!

Columna de Rolando Sousa

11 de Diciembre del 2017 - 07:00 Rolando Sousa

Han ocurrido en el escenario judicial, dos hechos con repercusiones políticas con la participación del juez Richard Concepción Carhuancho, en los que ha aplicado criterios valorativos sobre los requerimientos solicitados por el MP para cada caso, sumamente cuestionables, que ponen en peligro el logro de una correcta administración de justicia que la sociedad anhela.

El primero ha sido el mandato de prisión preventiva dictado contra los exdirectivos de las empresas constructoras consorciadas con Odebrecht en la Interoceánica. El delito de colusión que les imputa el MP no se condice con los hechos con los que lo sustenta, que más se asemejan a un posible delito de encubrimiento, cuya pena es menor. Así mismo, la prueba actuada para los fines de prisión preventiva no pudo ser objeto de contradicción por parte de la defensa. Siendo así, hubo un deficiente control de la ley por parte del juez Concepción. ¿Los privó de su libertad guiado más por la presión mediática... o por protagonismo? (¡se paseó por todos los medios que lo quisieron entrevistar!).

En el segundo, ha declarado fundado el requerimiento de allanamiento de bienes inmuebles e incautación contra Keiko Fujimori, solicitado por el MP, relacionados con la campaña presidencial del 2011, que se ha llevado a cabo en dos locales del partido FP. Lo sumamente grave es el razonamiento del juez para determinar, previamente al otorgamiento de la medida, su grado de convicción respecto a la verosimilitud de la imputación (lavado de activos). ¿En qué se ha basado? ¿Solo en la información del portal de noticias O‘Globo, y la anotación en la agenda? En ninguna parte aparece indicio que exista suma de dinero y menos proveniente de la famosa “Caja 2”. Concepción Carhuancho ha sido sumamente arbitrario al asumir la convicción de la existencia del delito. Estamos avisados.

tags