Opinión

Cuidado con la falta de respeto a la autoridad

COLUMNA: EDITORIAL

16 de Septiembre del 2019 - 07:30 Editorial

El país parece encontrarse en un momento crítico, en que las turbas y la matonería están tratando de imponerse a la legalidad tanto en reclamos sociales azuzados por grupos políticos de izquierda como en el accionar de elementos que se oponen a acatar la ley, como los conductores informales que se enfrentan a policías e inspectores ediles en Lima o los traficantes de tierras como los que han afectado la propiedad pública y privada en la región La Libertad.

La falta de autoridad de un sistema judicial incompetente y corrupto y una policía atemorizada ante eventuales juicios por hacer uso de la fuerza sirven para fomentar este tipo de conductas delictivas y nocivas para la legalidad y la institucionalidad. Hace poco vimos a una turba de mineros atacando un ministerio en la capital y días más tarde se dio la misma situación en el Congreso, todo esto con el respaldo de algunos legisladores.

Casi a diario vemos a energúmenos atacando a policías e inspectores de tránsito, y son muy pocos los que terminan tras las rejas al menos de manera preventiva. Todo esto debería ser una clarinada de alerta, pues al ver que no hay sanción, los malos elementos creen tener carta blanca para hacer lo que les da la gana. Incluso acá bloquean carreteras y no pasa nada. Los padecimos en el conflicto por Las Bambas y luego en el Valle de Tambo.

Una cosa es protestar y otra muy distinta patear la Constitución y las leyes. Cuidado con que la tendencia a la violencia callejera siga en alza. Esto es muy peligroso. La autoridad debe ser respetada, en lugar de permitir que impere la ley de la selva. El Gobierno está en la obligación de respaldar a la Policía para que actúe con energía cuando sea necesario.

tags