Opinión

Cuidado con opciones radicales y extremistas

COLUMNA: EDITORIAL

20 de Junio del 2019 - 07:30 Editorial

En la última encuesta de El Comercio-Ipsos sobre las simpatías políticas en nuestro país, se da cuenta del descenso de George Forsyth en las preferencias y el ascenso de Antauro Humala, quien en el interior del país iguala en el primer lugar al alcalde de La Victoria y en la zona rural es el indiscutible líder.

Es evidente que la clase política está desacreditada gracias a la incapacidad, la corrupción y el foco de confrontación permanente que han construido los representantes del Ejecutivo, el Legislativo, los gobiernos regionales y locales. Nadie encara las urgencias de la gente y comienza a resolverlas. El peligro es que la población asuma que la democracia no es eficaz y que tenga simpatía por opciones que representen al antisistema, por personajes con prédicas extremistas y violentas como “fusilaré a los corruptos y vendepatrias”, que no garanticen que la democracia sea duradera. Hay que tener cuidado con personajes como Antauro Humala, quien calienta deliberadamente el clima político con frases descalificadoras y radicales para colocarse a la cabeza de una tendencia harta de esta realidad.

Por ahora la gente está decepcionada con los líderes políticos que prometieron llevar al Perú por el camino de la prosperidad y no cumplieron. Frente a este panorama se necesitan nuevos actores que construyan un plan, un programa para que los problemas del día a día de los peruanos sean atendidos con seriedad y coherencia. Lo urgente es combatir la inseguridad ciudadana, las desigualdades sociales, el estancamiento de nuestra economía y la corrupción.

tags