Opinión

De asesinatos y “replanteos”

COLUMNA: IVÁN SLOCOVICH

12 de Junio del 2018 - 07:30 IVÁN SLOCOVICH PARDO

Mientras el país sigue de luto por el asesinato de cuatro policías en Huancavelica y nos enteramos de que ayer hubo un nuevo ataque en Vizcatán (Junín), el premier César Villanueva ha salido a anunciar que se va a replantear la estrategia de lucha contra los narcoterroristas que operan en el Vraem y alrededores, lo cual suena muy bien si no fuera porque no es la primera vez que se anuncian al país cambios en los planes para hacer frente a estos salvajes.

Precisamente, días antes de la masacre de los agentes en el distrito de Anco, el cabecilla narcoterrorista Víctor Quispe Palomino, (a) “José”, tuvo el empacho de presentarse ante una cámara de televisión para “anunciar” que seguirán matando a militares y policías. Con esto queda claro que el objetivo principal de las fuerzas del orden debe ser la cabeza de este hampón, a fin de evitar más muertes y el anunciado sabotaje a las elecciones del 7 de octubre.

Las Fuerzas Armadas y la Policía ya tienen experiencia en la sierra y selva en la eliminación de blancos específicos. En agosto del 2013 incineraron dentro de una cabaña a los cabecillas narcoterroristas apodados “Alipio” y “Gabriel”. Recordemos que meses antes el primero públicamente se había jactado de haber matado a policías durante la fallida Operación Libertad, que en mayo del 2012 costó el puesto a dos ministros y algunos mandos militares.

Dicho esto, sería bueno que antes de hablar de “replantear” estrategias, el gobierno del presidente Martín Vizcarra trabaje intensamente, tanto desde el ámbito político como desde el militar y policial, para dar con la cabeza del tal “José”, quien dice ser el “líder” del llamado Militarizado Partido Comunista del Perú, pero que en realidad es el brazo armado de los narcotraficantes que operan en esa zona. Ese golpe se necesita para avanzar de verdad en la pacificación del Vraem.

Unos sicarios de los cárteles de la droga y pistoleros disfrazados de “guerrilleros” no pueden seguir burlándose de todo un país y matando a sus mejores hijos, que se ponen el uniforme para defenderlo. Ya son demasiadas las víctimas de estos criminales pese a los “replanteos” de toda la vida. Urge responder a los narcoterroristas con total contundencia y dar con el paradero de “José”, ¿o queremos ver asesinados a más cabos, sargentos y suboficiales de tercera?

tags