Opinión

De frigobares y amenazas

COLUMNA: IVÁN SLOCOVICH

25 de Mayo del 2018 - 07:30 IVÁN SLOCOVICH PARDO

El Congreso parece empeñado en hundirse cada vez más en el descrédito y el rechazo de los peruanos. El último episodio ha sido la escandalosa compra de televisores y de frigobares en medio de una supuesta política de austeridad estatal, y la amenazante respuesta del presidente del Congreso, el fujimorista Luis Galarreta, quien parece que se la tiene jurada a los medios que publican informaciones que no son de su agrado, a los cuales busca “castigar” con una ley.

En esta coyuntura de gastos absurdos, habría que preguntarse si, para realizar este tipo de adquisiciones superfluas e innecesarias que llaman a la indignación, el actual Congreso buscó a toda costa, mediante una ley, que el auditor de los gastos del Poder Legislativo no sea designado por la Contraloría General de la República, sino la Mesa Directiva. ¿Para ello querían un fiscalizador “de casa” y no uno que venga de afuera?

Y si a esta última “otorongada” de tener un auditor “a medida” le sumamos las decenas de casos de congresistas de diferentes bancadas que en lugar de hojas de vida más bien parecen tener prontuarios policiales, vemos que estamos ante un Parlamento para el olvido, totalmente alejado de las necesidades de los peruanos, quienes sin duda quisieran ver a su Congreso trabajando para solucionarles sus problemas del día a día.

Los legisladores fueron elegidos para trabajar por el Perú, no para andar detrás de televisores y de frigobares en los días previos al Mundial de fútbol, ni para darle trabajo a la amiga terrorista, ni para evadir las sentencias que les mandan prisión efectiva, ni para estar maquinando leyes que impidan fiscalizarlos de manera adecuada, ni para amenazar a los medios de comunicación porque a un señor no le gusta lo que publican.

El Congreso que maneja el fujimorismo debería ponerse más de lado de los peruanos, y no del interés personal y partidario. Todo ello pasa factura. ¿O creen que la gente va a olvidar casos como los de la intocable Yesenia Ponce, o el de los frigobares y los televisores? Acuérdense de cómo acabaron los humalistas Daniel Abugattás, Víctor Isla y Ana María Solórzano por creerse los dueños del Congreso durante cuatro años.

tags