Opinión

Desarrollando la ética y nociones de justicia desde el salón de clases

Diversos estudios señalan que el enfoque tradicional, centrado en el castigo (“justicia punitiva”), evita que los estudiantes aprendan habilidades

15 de Septiembre del 2018 - 07:30 Annemie Cuculiza Brunke

Luego de la familia, la escuela es el lugar en donde niños y niñas aprenden a sociabilizar y a relacionarse unos con otros. Es también, el espacio de ensayo y error para aprender a convivir de forma pacífica y convertirnos en ciudadanos éticos. Por lo tanto, es importante repasar cómo corregimos a nuestros estudiantes. Los procesos correctivos que seguimos en la escuela tienen un enorme poder formativo, que luego ellos replicarán cuando salgan de las aulas. Todos podemos estar de acuerdo en que queremos que nuestros estudiantes reflexionen sobre las consecuencias de sus acciones y desarrollen formas más positivas de lidiar con sus frustraciones y emociones difíciles.

Diversos estudios señalan que el enfoque tradicional, centrado en el castigo (“justicia punitiva”), evita que los estudiantes aprendan habilidades para lidiar con sus impulsos y reflexionar sobre cómo sus comportamientos afectan a los demás. Un enfoque alternativo que está teniendo éxito en muchos países es el de justicia restaurativa. Se trata de prestar atención al proceso de corrección, convirtiéndolo en una oportunidad para que todos los estudiantes aprendan de la situación.

A continuación, 5 pasos validados para practicar la justicia restaurativa en nuestro salón de clases. En primer lugar, el grupo se reúne en círculo. El adulto explica la razón de la reunión: ¿qué queremos trabajar? ¿Qué ha sucedido? En segundo lugar, el adulto expone la regla principal de la dinámica: solo puede hablar quien tenga un objeto específico en sus manos (determinado por el docente). En tercer lugar, el propósito de la reunión debe ser muy claro y no nos debemos desviar. Cuarto, promovemos que los estudiantes se expresen diciendo: “Yo siento que”. De esta manera, los transgresores pueden ponerse en el lugar del otro y desarrollar su empatía. Finalmente, una vez que todos se hayan expresado, el grupo decide qué cambios o acciones tomar y transmite su deseo de perdonar el incidente. 

tags