Opinión

Desde Colombia

Escribo desde la ciudad de Bogotá, a la que viajé para participar en las sesiones del Parlamento Andino, en las que se debatió y aprobó un importante Marco Normativo para la Seguridad Alimentaria con Calidad Nutricional y con Respeto a las Políticas de Soberanía de los Estados miembros, lo que constituye un avance en la armonización de normas de los países de la subregión andina que contribuyan a que sus ciudadanos accedan a “alimentos seguros, nutritivos y en calidad suficiente para satisfacer sus requerimientos nutricionales”, pero respetando la soberanía de los Estados, lo que les permita cuidar sus propias culturas y diversidad biológica

11 de Junio del 2017 - 07:10 Rolando Sousa

Escribo desde la ciudad de Bogotá, a la que viajé para participar en las sesiones del Parlamento Andino, en las que se debatió y aprobó un importante Marco Normativo para la Seguridad Alimentaria con Calidad Nutricional y con Respeto a las Políticas de Soberanía de los Estados miembros, lo que constituye un avance en la armonización de normas de los países de la subregión andina que contribuyan a que sus ciudadanos accedan a “alimentos seguros, nutritivos y en calidad suficiente para satisfacer sus requerimientos nutricionales”, pero respetando la soberanía de los Estados, lo que les permita cuidar sus propias culturas y diversidad biológica.

En Colombia, el Acuerdo de Paz suscrito por el gobierno colombiano con la guerrilla de las FARC sigue generando ásperos debates en su clase política y entre los propios organismos gubernamentales, sobre todo en lo que respecta al destino que le darán a los cuantiosos bienes con que cuentan las FARC y que podría beneficiar... ¡a las propias FARC! Ello explica que el 57% de los colombianos crea que la implementación del acuerdo de paz va “por mal camino”.

Las noticias que nos llegan desde el Perú no muestran ningún avance significativo en la lucha contra la corrupción. Por el contrario, la resolución judicial que ordena la excarcelación del exgobernador del Callao Félix Moreno indigna al ciudadano común, que ve en el sistema de justicia la principal fuente de impunidad. Una profunda reforma del Poder Judicial y del Ministerio Público resulta impostergable si queremos que el destape de la corrupción de Odebrecht llegue a buen puerto.

tags