Opinión

Diez días

COLUMNA: IVÁN SLOCOVICH

28 de Febrero del 2018 - 07:30 IVÁN SLOCOVICH PARDO

Como bien ha dicho la premier Mercedes Aráoz desde Piura, a un presidente no se le lanza un ultimátum. Sin embargo, qué otra cosa se puede hacer frente a un caso como el de Pedro Pablo Kuczynski, quien en diciembre último, cuando estuvo a punto de ser vacado, ofreció ir a declarar ante la comisión “Lava Jato” del Congreso, algo que hasta ahora no hace pese a que debería ser el primer interesado en aclarar las dudas que existen sobre su honestidad.

El grupo de trabajo del Poder Legislativo ya ha enviado al menos siete comunicaciones pidiendo al Mandatario que, cumpliendo con su ofrecimiento hecho en diciembre, fije hora y fecha para la diligencia. No obstante, hasta ahora no hay respuesta. La premier Aráoz dice que el Presidente responderá cuando “lo considere adecuado”, pues “nadie está negando la información” sobre sus presuntos nexos con Odebrecht.

Ayer, otro vocero del oficialismo, Juan Sheput, antes escudero del prófugo Alejandro Toledo cuando el país ya percibía la pestilencia del caso Ecoteva, ha dicho que la exigencia de la comisión “Lava Jato” es algo “descortés, impropio y chantajista”, cuando todo sería muy fácil si el Mandatario estuviera dispuesto a cumplir su ofrecimiento de diciembre y se allanara de una vez a aclarar los vínculos laborales que tuvo con la “aceitadora” brasileña.

¿Cuál es el miedo del Presidente? ¿Teme que la comisión cuente con información remitida por un banco local que pueda ponerlo contra las cuerdas al confirmar más consultorías para Odebrecht? El grupo de trabajo ha dado al Mandatario diez días para que diga en qué momento va a responder sus preguntas, y es de esperarse que al final de este plazo se sepa al fin qué día se llevará a cabo la diligencia.

Es el propio jefe de Estado el que está dando pólvora a la oposición para que lo critique y desde el Congreso se vea en la obligación de tomar medidas más drásticas a fin de que declare de una vez, en lugar de estar haciéndola tan larga y levantando sospechas entre los peruanos que, según las encuestas más serias, rechazan su gestión. ¿Qué más quieren la premier Aráoz y el congresista Sheput que haga la comisión “Lava Jato”? ¿Que siga esperando el momento “adecuado”?

tags