La oposición debe tener claro que Pedro Castillo tiene infiltrado el Congreso con topos por todas partes. La última prueba de ello es el ampay de Claudia Toro y Beto Ortiz a la congresista de Podemos Perú, Digna Calle, quien recibió la visita del ministro del Interior, Willy Huerta, no en su despacho de la segunda vicepresidencia del Legislativo, sino en su domicilio, a escondidas.

Digna es una digna representante de “Los Niños” en el Congreso y su reunión clandestina con Huerta, operador de Castillo en la Policía para obstruir las investigaciones en su contra, evidencia que las abstenciones de Podemos y Somos Perú, en el voto por la censura del ministro del Interior, no fue gratuito.

Todos sabemos que desde hace tiempo Palacio de Gobierno conspira para desestabilizar a la oposición y tomar la presidencia del Congreso. Estuvieron cerca de conseguirlo tras la censura de Lady Camones, quien fue traicionada y grabada por una topo dentro de Alianza para el Progreso. Ahora el presidente del Congreso, José Williams, y sus demás vicepresidentes, Martha Moyano y Alejandro Muñante, saben que Digna es operadora de este Gobierno corrupto e infiltrada en la Mesa Directiva. También saben que su proyecto de adelanto de elecciones viene digitado desde Palacio como distracción para que la izquierda criminal siga ganando tiempo para enquistarse en el poder. Por eso, la moción de censura para remover a la segunda vicepresidenta es un tema urgente y la oposición debe tomarse en serio lo que está ocurriendo en sus narices.