Opinión

Disputas marcan la vida política del país

COLUMNA: EDITORIAL

07 de Septiembre del 2018 - 07:30 Editorial

Luego que la vicepresidenta de la República, Mercedes Aráoz, haya manifestado que es evidente que el objetivo del fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, es el presidente Martín Vizcarra, el ministro de Justicia, Vicente Zevallos, dijo que pareciera que se está usando el Ministerio Público para una persecución política contra el jefe de Estado por el caso Chinchero.

Es evidente que los enfrentamientos y disputas siguen marcando la vida política del país. Por un lado está Chávarry, quien está en boca de todos y aparentemente se juega el todo por el todo para aferrarse a su cargo. Por el otro está el Ejecutivo, con el presidente Vizcarra a la cabeza, quien había pedido al Congreso celeridad para resolver la denuncia constitucional contra el fiscal. “Existen instituciones que no están cumpliendo con el país”, precisó más adelante.

La percepción de muchos es que Pedro Chávarry es un emergente de las confrontaciones entre los poderes del Estado y que tiene un montón de poder que maneja para otros. Con tantos dimes y diretes, denuncias, sospechas, rumores y malas noticias no es sencillo guardar la calma.

Todos coincidimos que el presente es imperfecto y que algunos alzan la vista más allá de lo inmediato, pero lo que se necesita es eficacia y rapidez para desterrar los casos de corrupción y a todos los involucrados en ello. Queremos autoridades dignas de confianza y no personajes que pugnen por acomodarse en puestos de relevancia sea como sea. Está claro que en las circunstancias por las que atraviesa el Perú, lo más dañino es que continúe la incertidumbre.

tags